Skip to content
{blog_list=Regresar al listado del blog, related_posts=Lee otros posts relacionados}

¿Cómo debo declarar mis criptomonedas?

< Regresar al listado del blog

Las criptomonedas son conocidas por enmarcarse en un modelo financiero descentralizado, que no se encuentra bajo el control de ninguna entidad financiera. Sin embargo, a medida que avanzan las tecnologías y el número de usuarios que apuestan por este tipo de activos, se plantea la posibilidad de crear un nuevo entorno legal con respecto a las operaciones con criptomonedas.

Aunque aún nos encontramos lejos de que esto se convierta en una realidad, es importante saber que las operaciones que realizamos con criptomonedas tienen un impacto directo en la declaración de la renta.

En España, las criptomonedas no tienen un estatus legal claramente definido, aunque sí que se deben regir a unos impuestos que todo usuario que invierta activamente en estas monedas digitales debe pagar bajo determinadas condiciones. 

En este post te vamos a explicar qué son las criptomonedas y daremos respuesta a una cuestión que inquieta a muchos: cómo se deben declarar las criptomonedas.

¿Qué son las criptomonedas?

Una criptomoneda es un activo digital que emplea un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad y asegurar la integridad de las transacciones, que funciona como un medio digital de intercambio cumpliendo la función de una moneda digital. Se trata de una alternativa descentralizada a las monedas digitales.

La mayoría de los usuarios dejan a un lado su función como moneda digital o medio de pago, y la utilizan como una forma de inversión, lo que tiene consecuencias directas en el IRPF.

¿Cuáles son estas consecuencias? ¡Nosotros te lo explicamos!

Según el 'III Informe sobre conocimiento y hábitos de Fintech', alrededor de 4,4 millones de españoles invierten en criptomonedas (11,2% del total), a pesar del desconocimiento general sobre la supervisión y fiscalidad a la que están sometidas. El 70,6% ha invertido más de 1.000€ y más de una cuarta parte dentro de este porcentaje ha superado los 6.000€ de inversión.

Una gran cantidad de personas piensa que no tiene que pagar ningún tipo de impuesto por lo que gane con sus criptoactivos, y otro porcentaje de personas reconoce que no sabe si debe incluirlo en su declaración de la renta.

¿Cómo se declaran las criptomonedas?

La Hacienda española ha dejado muy claro que los usuarios de criptomonedas deben pagar impuestos en determinadas situaciones. Cualquier persona que tenga posesión de criptomonedas y su retirada genere una ganancia tiene la obligación de incluirlo en su declaración de la renta. Lo mismo ocurre si se aplica a una empresa u organización que genere ganancias a través de estos activos.

Según la forma de inversión, su rendimiento va a tributar como ganancia patrimonial o actividad económica (si se dedica a la minería, por ejemplo).

Ganancia patrimonial

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que no existe obligación de presentar la renta si los ingresos por criptomonedas no superan los 1.000 euros. Pero esto sólo cuando hacemos referencia a ganancias patrimoniales.

En el caso de las ganancias patrimoniales, se calcula restando al valor de transmisión el valor de adquisición y los gastos inherentes a la operación. Se establece de la siguiente manera:

  • Hasta 6.000 euros de ganancia patrimonial, un 19%.
  • De 6.000 a 50.000 euros, 21%.
  • Más de 50.000 euros, 23%.
  • En 2021 se ha añadido un nuevo tipo del 26% para ganancias patrimoniales superiores a los 200.000 euros.

Actividad económica

Las consultas realizadas a la agencia tributaria han dejado claro que hay que tributar cuando se produce un cambio. Si compras un bitcoin por 9.000 euros y a las pocas semanas lo cambias íntegramente por 100 eth, y en dicho momento el bitcoin ya no vale 9.000 euros, sino 10.000 euros, entonces habrías ganado 1.000 euros y tendrás que pagar en la renta por dicho cambio.

En cambio, si no haces ningún movimiento de tus criptomonedas, independientemente de si su valor sube o baja, no tienes que tributar. Sólo cuando se realizan transacciones y se obtienen recompensas. 

Minar criptomonedas es considerado por Hacienda como una actividad económica, por lo que independientemente de las ganancias que recibas, tienes unas obligaciones fiscales y de seguridad social. Esto implica declarar en el IRPF estas ganancias como ingresos derivados de la actividad económica, por lo que se deducen los gastos.

En caso de que seas autónomo y te dediques a la minería de criptomonedas, estás obligado a darte de alta en la actividad y presentar los modelos tributarios correspondientes.

¿Qué pasa con las pérdidas?

Involucrarte en un mercado como el de las criptomonedas viene con el riesgo de perder muchas de tus inversiones sin generar beneficios. En este sentido, es muy importante saber que es posible compensar pérdidas en criptomonedas con ganancias patrimoniales.

Esto implica la posibilidad de compensar rentas del ahorro o inversión, y concretamente las pérdidas y ganancias patrimoniales, pudiendo pagar impuestos por los beneficios reales que hayas tenido por el conjunto de inversiones. 

Enrique García, CEO de TaxDown también nos lo confirma con las siguientes palabras: “los inversores de bolsa, fondos o criptomonedas tienen la opción de restar las pérdidas o minusvalías que han tenido a las ganancias acumuladas. En caso de haber tenido que vender con pérdidas, pueden deshacer inversiones en positivo y así ahorrarse el porcentaje de entre un 19% y un 26% de la ganancia que se quedaría la Agencia Tributaria".

Todos los trámites que tienen que ver directamente con tus obligaciones fiscales y con tu patrimonio son muy importantes, por lo que esperamos que este post te haya servido de ayuda. Cualquier duda que tengas la puedes compartir con nosotros, estamos aquí a tu disposición.

< Regresar al listado del blog