Durante los últimos 5 años hemos visto todo tipo de tokenizaciones, algunas muy exitosas y la inmensa mayoría un absoluto desastre. En todas ellas hemos encontrado algunos patrones, que compartimos contigo en este post para evitar que caigas en los mismos errores;

1. Lo importante es tokenizar.

Error! todo es tokenizable, pero no tiene sentido tokenizar cualquier tipo de activo. ¿qué ventajas ofrece el token respecto a no tenerlo? un mal negocio seguirá siendo malo tokenizado o no. Solo se deben tokenizar buenos negocios.

2. Tengo la idea clara, solo necesito desarrolladores.

Error muy habitual de gente que cree que el trabajo de tokenización es programar contratos. Nada más lejos de la realidad, la tecnología es importante pero es una pieza más dentro de un complejo engranaje.

3. Quiero tokenizar un proyecto privado, de la empresa.

Un token o una tokenización adquiere valor cuando se hace pública. Si queremos tokenizar la cadena de suministro de una empresa o meterle trazabilidad, seguramente tendrás formas de hacerlo sin blockchain más baratas y eficientes.

4. Lanzaremos el proyecto en la blockchain Gromenawer.

Estamos "infectados" o saturados de redes que prometen ser "el Ethereum mejorado o vitaminado", por ejemplo, cuando la realidad es que son pocos los que traccionan y crean la comunidad suficiente de desarrolladores, apps y usuarios como para crear valor.

5. Mi token parece un security pero lo lanzaremos como utility. 

Uno de los errores más comunes durante 2018-2019 para evitar saltar la regulación. Si tu token es un instrumento financiero no debes temer, hay unas reglas clarísimas para poder trabajar dentro del marco legal, no trates de reinventar la rueda.

6. Voy a NFT-izar cualquier obra de arte.

Un NFT no vale más que el activo subyacente por el hecho de que esté tokenizado, ni se va a vender mejor. El valor reside en la garantía de la propiedad y en algún otro factor, pero no en hacer el asset digital. 

7. Como necesito dinero, voy a tokenizar.

Este es el error más común: promotores inmobiliarios, emprendedores, financieros... que necesitan fondos para levantar su proyecto y piensan que realizando una tokenización los conseguirán antes. Nunca funciona. La tokenización es cara y el token holder es exigente.

A pesar de estos errores, si crees que en tu proyecto puedes sortearlos y tienes las ideas claras quizás podamos ayudarte: tenemos un Bootcamp de tokenización donde nuestra misión es ayudar a otros a lanzar sus proyectos.

ebook-tokenizacion-inquietos-completo