Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • Cuatro Nuevos Tokens en Coinbase

  • Coinbase es el punto de entrada más usado al mundo de las criptomonedas, y su anuncio de añadir cuatro tokens más a su mercado abre muchas puertas a estos proyectos.

    Si el otro día hablábamos de sus posibles nuevas incorporaciones, ayer Coinbase nos sorprendió al añadir cuatro tokens ERC20, que funcionan sobre la red de Ethereum. Es cierto que hacía tiempo que se hablaba de la posibilidad de incorporar este tipo de tokens, y de hecho se había anunciado el uso del protocolo 0x (ZRX) para incorporarlos al mercado, pero se esperaba la incorporación de blockchain 'completas' como Stellar o Ada antes de la llegada de los, potencialmente miles, tokens ERC20, que usan la blockchain de Ethereum.

    Quizás la manera de visualizar la importancia de Coinbase es pensar en lo que la 'gente normal' conocía de criptomoneda allá al final del año pasado, en el punto más alto del bull market. La persona que te preguntaba de cripto había oído hablar de Bitcoin y, vagamente, de Ethereum. Pero también Litecoin les sonaba algo, como una especie de Bitcoin barato, y se preguntaban cómo conseguir Ripple, cuya penetración en la sociedad era mucho mayor que el del resto. Coinbase era el lugar en el que metían dinero para comprar cripto, y su influencia en el mercado occidental no ha parado de crecer.

    Así que, en el próximo bull run, los nuevos usuarios se encontrarán con 0x, BAT, Zcash y unas cuantas novedades más, y verán que el mundo de las criptomonedas es sorprendentemente complejo, con cada proyecto representando ideas, a menudo de muy largo alcance, y a menudo con aspiraciones a cambiar la sociedad completamente.

    Bueno.... ¿y cuáles han sido los cuatro elegidos, de entre los miles y miles de candidatos?

    1- Zilliqa (ZIL).

    Si hiciste mi curso sobre plataformas de Smart Contracts, o alternativas a Ethereum, no necesitarás que te diga qué es Zilliqa. Estas plataformas permiten programar sobre blockchain lo que quieras, usando contratos que se ejecutan automáticamente (los Smart Contracts) para hacerte una aplicación a tu gusto, con infinitas posibilidades.

    Zilliqa nace del problema de escalabilidad de Ethereum: a partir de cierto número de usuarios, la red se hace insoportablemente lenta y deja de ser usable para una aplicación de mínimo tamaño. Un artículo de investigación sobre la posibilidad de resolver este problema mediante sharding, a la vez que se mantenía la descentralización de la red, llamó mucho la atención, y fue la base sobre la que se construyó este proyecto. El sharding está detrás de la velocidad de, por ejemplo, la base de datos MongoDB, y es un mecanismo muy conocido y valorado. La primera versión de Zilliqa es miles de veces más rápida que Ethereum, y el proyecto tiene un enorme futuro por delante.

    A cambio (siempre hay un 'a cambio') Zilliqa tiene dos problemas graves. El primero es que para hacer su trabajo requiere una buena cantidad de almacenamiento en blockchain, algo que no es sencillo de manejar. Para resolver este problema han acordado una colaboración con Bluzelle (BLZ), otro proyecto blockchain que quizá veamos en Coinbase más adelante, y que se dedica precisamente a eso. El segundo problema es que usar sharding para hacer algo es sencillo en algunos casos, difícil en otros, y quizá imposible para algunos. La clave del sharding es ejecutar en paralelo operaciones, rompiendo problemas complejos en muchos problemas simples que se resuelven a la vez en paralelo, y combinando las respuestas de estos problemas simples en la respuesta del problema complejo. De momento Zilliqa solo ha resuelto esto para los smart contracts más sencillos, y va añadiendo funcionalidad poco a poco.

    Me llama la atención que Coinbase haya añadido Zilliqa como token ERC20, ya que en sí misma no es un ERC20. La plataforma Zilliqa es completamente independiente de Ethreum, y el token ZIL que se compra y vende solo existe para hacer trading, comprarlo y venderlo, mientras la red Zilliqa prepara su propio token. Estos tokens son como marcadores, una especie de 'este token VALE por un token de verdad cuando los saquemos'. Se espera que en un momento muy cercano todos los tokens ZIL actuales desaparezcan, y sean sustituidos por los que de verdad usa la plataforma. Y eso implica que Coinbase deberá adaptar esta otra blockchain. Así que es un doble trabajo, y para mi una decisión curiosa.

    Estos tokens ZIL ERC20 también tienen otra utilidad. Pueden ser usados en la versión actual de la red Zilliqa para ejecutar Smart Contracts a muy alto rendimiento. Aunque va a ser complicado explicar eso a un potencial usuario.

    2- Golem (GNT)

    La red Golem pretende ser el Airbnb de la computación online. En vez de usar online los servicios de gente como AWS o Google, las personas que lo deseen comparten sus recursos en la red Golem, recibiendo un pago por ello, o bien usan online esos recursos compartidos para realizar tareas de computación. También los desarrolladores de software podrán implementar soluciones en Golem, ganando recompensas e influencia.

    Pero estos recursos no se usarán por separado. Todo se combinará en una solo supercomputador virtual, implementado con las más avanzadas técnicas de inteligencia artificial, para construir una especie de.... Golem. Programado por desarrolladores independientes, construido con los recursos de todos los usuarios que quieran participar, y usable por cualquiera.

    De momento, la red Golem solo ha implementado un problema a resolver: el de renderizado de imágenes, una tarea muy costosa en recursos.

    3 y 4- Maker (MKR) y Dai (DAI).

    Estos dos tokens forman parte del mismo proyecto, que también recibe el nombre de Maker.

    Dai (DAI) es una 'moneda estable' (stablecoin), cuyo valor se espera que esté siempre muy cerca del valor del dólar. Su función es servir para los mismos casos de uso que tiene el dólar, con las ventajas de ser una criptomoneda, pero sin la desventaja de la volatilidad.

    Imaginemos que me decido a usar bitcoin para hacer pagos. La alta volatilidad del precio del bitcoin hace que, para ciertos pagos, entre que el dinero cambia de manos el valor de ese dinero 'ha cambiado'. En teoría, bitcoin es una moneda, y por lo tanto cuando es usado como pago no debería compararse con el dólar o el euro, pero en realidad todos lo hacemos, y lo seguiremos haciendo mientras nuestra vida diaría funcione sobre todo con dinero fiat. Así que todas las ventajas del bitcoin como criptomoneda pueden rechazarse por la incertidumbre de 'cuánto dinero de verdad' estoy pagando. De ahí las stablecoins, que valen siempre un dólar. De alguna manera, el uso de las stablecoins va un poco contra la adopción de la criptomoneda en general. Es un imitador del dinero fiat, construido para los que quieren usar criptomoneda pero sin perder de vista euros y dólares. Por su parte, la criptomoneda pretende en general sustituir al dinero.

    El dai se usa en una plataforma orientada al trading, en concreto a las operaciones de margen. Estas operaciones son un tipo de apalancamiento, en las que el usuario 'juega' con dinero prestado, aportando solo una fracción del mismo, con lo que se puede conseguir una enorme exposición al mercado con relativamente pocos fondos, obteniendo potencialmente un retorno mucho mayor. A cambio, las pérdidas también pueden ser mucho mayores, y los fondos del usuario se congelan mientras se realiza la operación. La operación es muy interesante para los aficcionados al muy alto riesgo y para los que quieren invertir en productos de trading tradicionales, generalmente al alcance de muy pocos. Una posición en el mercado euro vs dólar (EURUSD) cuesta como 45000 euros, pero con un apalancamiento del 1:100, el trader solo paga 450 euros, estando expuesto a pérdidas y ganancias cien veces mayores que las que corresponderían al dinero aportado.

    El usuario genera una posición de deuda en el mercado, CPD (Collaterized Debt Positions), con el activo que quiera. Con ello, el usuario puede generar Dai, generándose una deuda adicional y cerrando el acceso al CPD al usuario, que queda como colateral en caso de pérdidas. Con el Dai el usuario participa en las operaciones de mercado que desee, y tras ello, cuando quiere cerrar la posición, paga la deuda añadida al Dai, los costes del proceso que cobra la plataforma, y recupera su dinero. Si todo sale bien. Si sale mal, el dinero retenido en el CPD pagará la pérdida.

    El token Maker (MKR) tiene como función estabilizar el precio del Dai. El proceso determina el precio del token MKR en los mercados, absorbiendo así la volatilidad del Dai. El MKR tiene múltiples funcionalidades adicionales, todas relacionadas con el uso de la plataforma, y se van añadiendo más. Además, los usuarios con tokens pueden votar en la plataforma sobre la lógica de negocio del sistema.

    Sorprendente la elección de Coinbase.

    Los tres proyectos son muy interesantes, y se van a ver benefiados de su listado en Coinbase, por menos en lo que respecta a su liquidez, exposición al público objetivo, y facilidad de acceso. Otra criptomoneda que se está beneficiando de esto es 0x (ZRX), que crea el medio por el que se están implementando estos listados.

    Un efecto adicional que el espectacular aumento de oferta en Coinbase ha tenido es que el efecto que este listado ha tenido en los precios es mínimo. Hubo una época en la que ser listado en Coinbase provocaba espectaculares aumentos del precio de la moneda.

    Mucha más información de blockchain en nuestro Master