Skip to content

Fortalezas y debilidades de las finanzas descentralizadas o DeFi

< Regresar al listado del blog

Las finanzas forman parte de la economía mundial, y juegan un papel muy importante en la vida de las personas. Si quieres pedir un préstamo tienes que acudir a las entidades bancarias, que al fin y al cabo son las que tienen la última palabra en estos temas.

Y es que conseguir un préstamo hoy en día no es una tarea nada fácil. Entre todo el papeleo y la burocracia a la que tienes que responder, al final te sale más rentable pedir dinero a un familiar, y ya sabemos los dramas que eso puede traer.

Las DeFi surgen para cambiar esto. Son las Decentralized finance o finanzas descentralizadas, la tecnología financiera emergente basada en una plataforma descentralizada como blockchain o cadena de bloques.

Sin embargo, toda tecnología tiene sus debilidades y sus fortalezas. No te vas a encontrar con ningún aspecto de nuestra vida que te ofrezca sólo ventajas, porque éstas van de la mano de los inconvenientes. Aquí te vamos a explicar qué son las DeFi y cuáles son sus principales fortalezas y debilidades.

¡Así que sigue leyendo!

¿Qué son las DeFi?

Las dos palabras clave que definen a las DeFi son tecnología y descentralizado. La primera la conocemos todos, y la segunda tal vez te suene, pero no sabes a ciencia cierta a qué se refiere. No te preocupes, que en el mundo tan centralizado en el que vivimos, es normal que no conozcas ni el concepto. Pero yo estoy aquí para enseñarte.

Según la RAE, descentralizar significa “hacer que una cosa deje de depender de una dirección central”. Y es que en esta pequeña definición se engloba gran parte de lo que significa este concepto realmente.

Vamos a verlo de la siguiente manera:

Vivimos en un mundo centralizado. Todas las acciones de los individuos están reguladas por agentes externos, como los gobiernos, bancos o instituciones administrativas. Si quieres pedir un préstamo tienes que acudir a un banco. Si quieres poner a tu nombre una propiedad tienes que acudir al Registro de Propiedad. No son acciones en las que la decisión final está en tus manos.

La descentralización supone todo lo contrario a esto. Ahora ya no tienes que responder a alguien si quieres realizar una acción porque está en tus manos tomar las decisiones. En las DeFi, todo esto debemos aplicarlo al sistema financiero. Así pues, si quieres pedir un préstamo ya no dependes del banco para que te lo den.

Este nuevo sistema financiero se engloba dentro del mundo digital, concretamente de la tecnología blockchain. Es una tecnología que representa una cadena de bloques que se configura como una base de datos distribuida, compartida y segura. Funciona como un documento público de transacciones, donde quedan registrados todos los movimientos mediante códigos.

Así pues, podemos entender las DeFi como un conjunto de aplicaciones y plataformas financieras online que buscan la creación de un sistema financiero más transparente, seguro y que permita hacer operaciones y transacciones sin necesidad de intermediarios.

A continuación, vamos a explicar cuáles son las principales ventajas e inconvenientes que tienen las finanzas descentralizadas.

Fortalezas de las DeFi

A medida que clasificamos las diferentes fortalezas que representan las DeFi, también desglosamos paralelamente cuáles son las principales características de estas nuevas tecnologías.

  • Libertad financiera. Las finanzas descentralizadas rompen con la idea de que existe un único sistema financiero como es el de las entidades bancarias. Muchos ven en estas nuevas tecnologías la liberación de estas entidades bancarias por otras mucho más transparentes y rápidas.
  • Acceso universal. Cualquier persona que tenga un dispositivo móvil o un PC puede acceder a la red DeFi desde cualquier rincón del mundo. No sólo eso, sino que las personas que no están bancarizadas también pueden acceder a estas tecnologías. Este es uno de los beneficios más interesante de las DeFi, y otorga a este sistema descentralizado una ventaja sobre los sistemas financieros tradicionales. Ahora las personas que por distintas razones no han podido gozar de los servicios bancarios tradicionales pueden hacerlo gracias a las tecnologías DeFi.
  • Seguras. Usan técnicas criptográficas potentes para asegurar que la plataforma, la accesibilidad y el uso de las mismas sea controlado por personas autorizadas. Pone a disposición de las personas una herramienta que permite ejecutar diversas operaciones económicas sin necesidad de que haya un tercero de por medio, de una manera segura, directa, rápida y descentralizada.
  • Transparentes. Esta tecnología está construida sobre un software libre, por lo que cada línea de código puede ser auditable. El acceso a este tipo de plataforma no tiene fronteras, por lo que cualquier persona puede acceder a sus servicios independientemente del lugar en el que se encuentre.
  • Sin autorización. No se necesita hacer trading en la red para acceder a las tecnologías DeFi. Esta funcionalidad viene integrada gracias a las blockchains del sistema DeFi.
  • Financiación internacional. La financiación internacional de empresas y productos es mucho más sencilla gracias a los protocolos DeFi. Se ajustan a las necesidades de un público objetivo con el fin de trasladar desarrollo e inversiones allá donde se necesiten. 

Debilidades de las DeFi

Al tratarse de un sistema financiero tan reciente y nuevo, aún presenta algunas debilidades que hacen que muchos se frenen a la hora de integrarse en este sistema financiero.

  • Peligro por la descentralización. La descentralización puede suponer una debilidad si no se maneja de manera correcta. Muchos consideran que es necesario tener unas finanzas (algo) centralizadas, porque puede suponer una fortaleza económica en situaciones de crisis económica o ante cisnes negros.
  • Volatilidad de los precios. La realidad es que las DeFi no tienen el control total de la volatilidad de los precios. Aunque muchas veces esto no se puede controlar debido a que las criptomonedas son activos no muy estables, puede suponer un riesgo dentro de las finanzas descentralizadas. Los mecanismos de los que disponen para controlar esta fluctuación muchas veces son insuficientes.
  • Pulir más la seguridad. Las DeFi son tecnologías mucho más seguras, pero esto no quiere decir que sean completamente seguras. Aún se debe mejorar el nivel de seguridad, sobre todo cuando hablamos de aspectos tan importantes dentro de estas tecnologías como los smart contracts.

Estas nuevas tecnologías surgen en 2018, por lo que no es de extrañar que presenten ciertos riesgos. Si nos vamos unos años atrás a los primeros años de Internet, los peligros de sus inicios eran muchos. Y ahora, es una tecnología que se ha instaurado en todos los sectores y que forma parte de la vida de prácticamente todo el mundo.

Las DeFi tienen, además, infinidad de casos de uso para aspectos que ni te puedes imaginar. Estas finanzas se presentan como una puerta abierta a un futuro financiero mucho más desarrollado. 

< Regresar al listado del blog