Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • Mi visión Bitcoin del Futuro (5)

  • En el post anterior por fin pudimos introducir el concepto de dinero sólido y pudimos dar nociones que nos permitan entender mejor este concepto; ¿qué hace que una mercancía se pueda considerar dinero? ¿existen formas de dinero mejores que otras? ¿qué influencia tiene cada tipo de dinero en nuestra sociedad? ¿cómo se escoge la forma de dinero predominante? Espero que ya seas capaz de contestar a estas preguntas. Y con esto no quiero decir que las monedas FIAT vayan a desaparecer, ya que intentar predecir el futuro no es mi objetivo. Lo que sí quiero remarcar es la importancia del nacimiento de Bitcoin como moneda alternativa, con mejores características intrínsecas para cumplir la función del dinero, accesible a todo el mundo y sin ningún control/autoridad ni ninguna restricción. Ahora, analicemos un poco más qué significa disponer de una moneda sólida de este calibre.

    Bitcoin nos demuestra que por primera vez tenemos una tecnología que funciona mejor como dinero. Con Bitcoin nadie puede robarte la riqueza, ni a través de la inflación ni directamente a través del bloqueo de cuentas, congelación de transferencias o comisiones desproporcionadas. Puedes tener la completa confianza que su oferta se va mantener siempre a 21millones, algo imposible con las monedas FIAT, y repitamos: lo más importante en una mercancía que se use como dinero es la confianza que tengamos en ella de que será capaz de conservar el valor a lo largo del tiempo.

    Un sistema financiero injustificado

    Seguramente el motivo por el cual tenemos un sistema financiera desorbitadamente grande se debe a la devaluación de las monedas FIAT. Estamos obligados a crear portfolios diversificados, no para aumentar nuestro patrimonio, sino simplemente para evitar que “te roben”. Tenemos que encontrar formas de guardar el valor fuera de lo que usamos como “dinero” ya que este no cumple correctamente su función. Y por si no fuera poco, esto suele aumentar las desigualdades, ya que suelen ser los más pobres los que conservan su riqueza en dinero y no en activos financieros. Antiguamente había un proverbio judío que decía: guarda tú el 1/3 de tu valor en dinero (oro), el otro 1/3 en terrenos y el otro 1/3 en tu negocio. Esto ya no es aplicable a día de hoy porqué el estado ha pasado a controlar y corromper el dinero. Ahora tenemos el dinero FIAT (no respaldado por nada de nada de nada) que además tiene una oferta infinita, y que por tanto, tiende a tener un valor de 0 a lo largo del tiempo. Son puras matemáticas.

    Procesos evolutivos de las formas de dinero

    Bitcoin también es único ya que rompe el esquema normal que han tenido siempre las formas de dinero. Todo lo que alguna vez se ha considerado dinero ha seguido un proceso natural de pérdida de valor. Fijemonos:

    Ciclo natural monedas tradicionales vs ciclo del Bitcoin

    Al contrario que cualquier otra forma de dinero, en Bitcoin no se puedo aumentar su masa monetaria más de lo que está recogido en el protocolo, ninguna otra moneda ha conseguido cumplir su función de almacenaje de valor de una forma tan óptima como la que ofrece Bitcoin. Esto no solo permite tener una confianza sin precedentes en la moneda como reserva de valor, sino que convierte Bitcoin en una especie de agujero negro: siempre habrá alguien que le será rentable alimentarlo, y por tanto, es casi ilusorio o irónico pensar que va a desaparecer o a dejar de crecer en valor. Piénsalo, si de repente Bitcoin bajase mucho de precio y muchos mineros dejasen de ofrecer seguridad a la red porque ya no les es rentable, la dificultad bajaría y nuevos mineros entrarían en busca de rentabilidad. Esto haría la red más segura, y volverá a promover su uso y adopción, aumentando la demanda y su precio. Es como un círculo virtuoso, muy difícil de romper.

    También hay que tener en cuenta que toda forma de dinero antes de ocupar este puesto ha pasado por un proceso evolutivo. No podemos etiquetar Bitcoin como algo inútil porque nadie lo acepta, ya que esta no es su función prioritaria actualmente. Basándonos en el oro, este fue primero un elemento coleccionable, después un valor reserva, después un medio de intercambio y por último una unidad de cuenta. La adopción comercial de Bitcoin seguramente llegará luego; ahora la prioridad es convertir la red en una forma de valor reserva segura, ya que seguramente nos encontramos entre la etapa de activo coleccionable y valor reserva.

    Para que Bitcoin alcance la forma de medio de intercambio la cantidad de gente que usa Bitcoin debería multiplicarse, y con ello su precio. Esto hará que Bitcoin sea menos volátil y mucho más valioso, y créeme lector; nadie quiere repetir la historia de Laszlo Hanyecz que compró 2 pizzas por 10.000 BTC, un cantidad que hoy equivaldría a 55.000.000€. Y repito, con la maduración de Bitcoin este tenderá también a ser menos volátil. Una excusa muy frecuente para criticarlo, aunque de nuevo, poco justificada. No solo porque la tendencia de esta volatilidad ha sido sin lugar a dudas positiva ya que ha sido el activo con la mejor actuación de la última década, sino que además que Bitcoin sea volátil es lo que queremos. Un activo nunca pasará de tener 1$ de capitalización a tener Trillones de dólares siendo un activo poco volátil.

    Bitcoin como oro digital

    Suele haber una tendencia en equiparar o comparar Bitcoin como el “oro digital”, cosa que considero que es una forma de infravalorar su poder. Ya que el oro no es programable, no es digital, no es accesible a nivel mundial con solo la necesidad de tener internet, no es tan poco discriminador como Bitcoin, no es tan seguro, tampoco es tan fácil de transportar, tampoco es tan escaso y tampoco es tan descentralizado.

    Bitcoin podría suponer un cambio revolucionario a nivel global si sus niveles de adopción siguen creciendo. Definirlo como “oro digital” simplemente es infravalorar su poder. De momento la mayoría de gente ha escogido “quizá obligatoriamente” confiar en los humanos para controlar algo tan importante en nuestra sociedad como el dinero. Bitcoin nos ofrece la posibilidad de confirmar el máquinas y matemáticas, además de una política monetaria más sólida, justa y con menos fricciones para poder participar. Quizá no será Bitcoin pero seguro veremos las criptomonedas adoptadas a nivel global. Son simplemente una forma de dinero tecnológicamente superior a cualquier otra que hemos tenido. Y la verdad es que me cuesta crear que si realmente se impone una moneda no estatal no vaya a ser Bitcoin, ya que es prácticamente imposible superar su nivel de descentralización en la gobernanza y su seguridad; por eso la mayoría de altcoins buscan ofrecer soluciones e incorporaciones innovadoras, ya que son conscientes que no pueden luchar contra Bitcoin respecto a esas dos características. Y con descentralización me refiero a la capacidad de un grupo de individuos de poder manipular la red.

    La accesibilidad de Bitcoin

    Hay que recordar también que Bitcoin es público. No pide permiso ni discrimina, es incluyente por naturaleza. Más de la mitad del mundo se encuentra fuera del sistema financiero, y por tanto les es muy difícil poder prosperar. Bitcoin cambia esto. Da la oportunidad a cualquier persona del mundo con acceso a internet de poder acumular su riqueza en una moneda sólida, que no la controle o dependa de un gobierno, que tiende a mantener su valor y que sea aceptada por todo el mundo. ¿Cómo puede una persona que vive en zonas pobres como en África optar por una mejora de su calidad de vida si la única forma de guardar el valor que genera con su tiempo y esfuerzo solo lo puede almacenar en monedas estatales, corruptas en muchos casos, que pierden valor por la inflación y que a menudo fuera del país no tienen ningún valor? Están destinados a vivir en la pobreza. Bitcoin no soluciona el mundo ni de lejos, pero da una oportunidad a cada uno de nosotros de poder guardar de forma segura nuestra riqueza.

    Bitcoin: Escalabilidad y Robustez

    Algunos piensan que Bitcoin nunca será suficientemente escalable para ser adoptado a nivel mundial, ya que lo comparan con Visa, capaz de hacer 50.000 TXS. Pero quien lo compara con Visa es que no entiende realmente Bitcoin. Visa es más bien una tercera o cuarta capa del sistema del dólar (Dólar - Banco Central - Bancos Comerciales - Visa/Paypal), y por tanto se debe comparar con las futuras capas tecnológicas que se desarrollen encima Bitcoin, como el caso de Lightning Network.

    La capa 1 de Bitcoin es para transacciones de mucho valor que necesitan mucha seguridad. Si lo comparamos con el oro, un pago en oro entre Bancos Centrales puede llegar a costar millones y tardar meses sino años en realizarse. Es allí donde vemos una ventaja competitiva. Los que ven esta robustez y poca elasticidad de Bitcoin como una desventaja demuestran tener una preferencia temporal demasiado baja y con síntomas de impaciencia, sin comprender que Bitcoin es un proyecto de 30 años o más. Algo que se use como dinero tiene que priorizar la confianza y la seguridad, por tanto los cambios en la red deben ser lentos y muy premeditados. Las transacciones instantáneas, sin limites y la posibilidad de ejecutar Smart Contracts creando una lógica de negocio llegarán, pero en segundas o terceras capas. No podemos priorizar estas innovaciones dejando de lado lo más importante de Bitcoin, su robustez y su seguridad.

    En contra de esta idea han nacido muchas monedas, más rápidas y flexibles para innovar, pero que han abandonado la característica más importante, la seguridad y confianza. De hecho creo que la mayoría de monedas son buenas para Bitcoin, ya que demuestran que esos 21millones de tokens tendrán siempre más valor que cualquier otro token en cualquier otra blockchain.

    Rompiendo algunos mitos

    Para acabar, me gustaría romper dos mitos en contra de la oferta máxima total de Bitcoin. La primera es la idea que lo mineros podrán algún día conjuntamente decidir que quieren aumentar la oferta monetaria para así poder continuar recibiendo recompensas por el trabajo que aportan a la red. Primero: esto es imposible, ya que lo mineros no tienen poder por sí solos de escoger el futuro de Bitcoin. De hecho quedó demostrado con el caso Segwit o cuando lo mineros (con soporte de muchos exchange y gente adinerada de la red) querían aumentar el tamaño de los bloques. Allí se demostró que son realmente los nodos y usuarios que pueden determinar el futuro de la red, que pueden decidir qué código, transacciones y bloques finalizados quieren dar por buenos. En el caso de Segwit (una actualización que permitía aumentar el número de transacciones en un bloque sin cambiar el tamaño del mismo) los nodos anunciaron que a partir de ese momento no aceptarían ningún bloque que no tuviera incorporado Segwit. Los mineros vieron como de un día para otro todo su actividad productiva podría desaparecer si no aceptaban los requisitos de los nodos. Además, debemos recuperar el concepto de Teoría de Juegos: todos tienen intereses distintos, (nodos, desarrolladores, usuarios y mineros) y ninguno puede imponer sus condiciones, ya que suelen ser contradictorias en cuanto al beneficio generado a cada grupo. Esto hace de Bitcoin una red sólida, robusta y muy difícil de cambiar.

    Segundo: está la conspiración de que siempre se podrán crear nuevas monedas y “ya está”. Revisemos este concepto. ¿Acaso la devaluación de la moneda de Zimbabwe o de Venezuela afecta al dólar? No. De echo solo demuestra que Dólar/Bitcoin es más valioso respecto las otras. Como ya se ha comentado, los forks y altcoins ayudan a Bitcoin a demostrar que es mucho más sólido y seguro. Aunque esto no imposibilita la existencia de otras blockchains con otros sistemas monetarios. De hecho siempre habíamos tenido diversas formas de valores reserva, en función de su utilidad. El oro se utilizaba para guardar grandes cantidades de mucho valor, pero para pagos más pequeños y diarios se usaba o bien la plata o el bronce. También hay que tener en cuenta que estas nuevas formas de dinero programable no solo permiten crear políticas monetarias, sino también lógicas de negocio y de distribución de riqueza, así que es difícil creer que va haber solo una. Eso sí, tengo la creencia de que es difícil que ninguna de ellas pueda acumular tanto valor como lo hará Bitcoin.

    Claramente tengo una visión optimista sobre lo que vendrá respecto al mundo de las criptomonedas. Lo más importante para mí es la capacidad de disponer, primero de una moneda sólida en la que podamos confiar y fuera de manipulaciones, y en segundo lugar de un tipo de dinero inteligente. Que sea programable, y que mediante los Smart Contracts se puedan crear lógicas de negocio, para explotar y evolucionar la economía y las finanzas actuales a un mundo digital por seguro, descentralizado pero escalable, y sobre todo, accesible a todo el mundo. Nos espera un futuro maravilloso, de eso estoy convencido.

    Ya llegamos al final de nuestro recorrido para entender Bitcoin, no falta solo uno, no te lo pierdas. ¡Nos vemos en el último post!