Inicio

Principales ventajas de invertir en tokenización de activos

Principales ventajas de invertir en tokenización de activos

La tokenización de activos es uno de los elementos más disruptivos dentro de la tecnología blockchain. Las últimas décadas se han caracterizado por la transformación digital en todos los aspectos, y la industria financiera no se ha quedado atrás.

Se configura así la tokenización de activos como una nueva forma de invertir en los mercados financieros digitales de una manera colaborativa, y con una tasa de entrada inicial mucho más rentable que la que veíamos en los mercados financieros tradicionales.

La tecnología es ahora el elemento protagonista, y el usuario ha dejado de convertirse en un mero espectador para pasar a participar activamente en todos estos proyectos de inversión digitales. Sin embargo, la realidad es que nada de esto habría sido posible si no fuera por el desarrollo de la tecnología blockchain.

¿Quieres conocer qué significa este concepto y cuáles son sus principales ventajas?

Acompáñanos para descubrirlo.

¿Qué es la tokenización de activos?

Antes de lanzarnos de lleno a explicar cómo funciona el proceso de tokenizar activos, es necesario entender la esencia de este concepto.

Cuando haces una compra online, el servidor te pide tus datos personales y bancarios. Ofrecer esa información en el navegador es arriesgado, porque existe la posibilidad de que pueda ser interceptada o robada. No tienes garantizada la protección de tus datos en los servicios digitales.

La tokenización surge para solucionar este problema. Esta tecnología ofrece la garantía de que todos los datos que se envían en el navegador de tu dispositivo permanezcan seguros y sin interferencias ajenas. Lo que ocurre es que en el momento en que tus datos se envían a través del navegador, se convierten en un conjunto de caracteres aleatorios que ocultan información sensible denominados tokens. De esta manera, esa información no puede ser interceptada por piratas informáticos, pues no serán capaces de descifrar esa señal.

Esto es un mero ejemplo de lo que puede garantizar la tokenización. Pero con este ejemplo podemos entender qué es este concepto.

La tokenización es el procedimiento que sirve para proteger, diseñar, programas, lanzar, comercializar y custodiar una serie de tokens. Este procedimiento sustituye datos sensibles por tokens. No se trata de un hecho puntual o aislado previo al proceso de la emisión del token, sino que es un procedimiento continuo.

Como bien hemos dicho, los tokens son la parte esencial de este procedimiento. Un token es la representación digital de un activo integrado dentro de una blockchain pública. Aunque algunos piensan que este concepto no tiene valor, están muy equivocados. Esta representación digital es la que le da valor a un activo.

Todo objeto, tanto físico como digital, puede ser tokenizado, siempre y cuando represente un valor para un tercero. El proceso de tokenización implica un coste, por lo que es importante encontrar un activo que tenga valor, porque si no, no serviría de nada invertir en ese objeto.

Ahora bien, ¿cómo funciona realmente este proceso?

Proceso de tokenización de activos

No importa si es un objeto tangible o intangible, todo activo puede ser tokenizado siempre que tenga un valor.

Imaginemos un edificio. Es un activo inmobiliario. Ese edificio lo podemos dividir en tantas partes como queramos. Cada parte va a tener un valor determinado. Si el edificio en su conjunto vale 100.000€ y lo dividimos en 100 partes cada parte va a tener un valor de 1.000€. Ahora el edificio está representado en 100 tokens, y cada uno de esos tokens vale 1.000€.

Esto es la tokenización de un activo inmobiliario. Sin embargo, a partir de ese proceso entra en juego otro muy importante de la tecnología blockchain: la inversión.

El inversor puede acceder a ese mercado comprando uno de esos tokens que representa un activo inmobiliario. Es su puerta de entrada al mercado de la tokenización. Ahora bien, el desempeño de ese activo puede estar ligado a que el edificio se arriende o alquile, por lo que el inversor puede obtener ganancias recurrentes que se reparten entre todos los poseedores de tokens. Aunque existen muchas otras maneras de explotar un activo inmobiliario para obtener beneficios.

El ticket de entrada puede reducirse a 10€ si en vez de dividir el edificio en 100 partes lo dividimos en 1.000 tokens. Ahí el precio de entrada para el inversionista sería de 10€. Teniendo en cuenta todos los beneficios que puede adquirir a partir de la explotación de ese edificio, es una cifra extremadamente asequible.

Nada de esto sería posible sin la tecnología blockchain. Este proceso de tokenización funciona con el registro, la seguridad y la transferencia instantánea que permite la cadena de bloques. Estos activos inmobiliarios se emiten sobre una cadena de bloques, y en un principio se encuentran en la cartera del emisor, el propietario del inmueble.

El proceso de venta de tokens se puede hacer de forma pública, de manera que cualquier usuario registrado en un mercado puede acceder a estos tokens, disponiendo de una licencia de la CNMV (Comisión Nacional de Mercado de Valores) o de forma privada.

Ventajas de la tokenización

En Tutellus hemos realizado más de 30 tokenizaciones en 4 años, por lo que te podemos decir con certeza cuáles son las principales ventajas de esta tecnología.

  • Acceso a un mercado descentralizado, seguro y transparente

La tokenización se desarrolla en un mercado libre y descentralizado, que ofrece la posibilidad de hacer transacciones de manera más segura y rápida. No sólo eso, sino que permite llegar a mercados de todo el mundo. No importa desde dónde lo hagas o hasta donde quieres llegar, pues con la tokenización todo esto es posible. 

Con tan sólo un clic, puedes llegar a mercados de inversión de cualquier lugar del mundo, y no tienes que pasar por todo el papeleo que conllevan los procesos de inversión tradicionales.

  • Dar liquidez a activos no líquidos

Por sí sola, la tokenización no es capaz de aportar liquidez. Sin embargo, en Tutellus, cada vez que se crea un token, es dotado de un pool de liquidez. Gracias a la división de activos en partes los inversores tienen una mayor liquidez en el mercado, y contribuye a encontrar inversores mucho más rápido y fácilmente que en los mercados tradicionalmente poco líquidos.

  • Ahorrar en tus inversiones

Gracias a la tokenización, los procesos de inversión de inversión son mucho más rápidos y baratos. Todos los bienes en los que se invierte son más económicos, lo que permite que los inversores puedan ahorrar más una vez finalizadas sus inversiones.

  • Procesos más rápidos

Los procesos administrativos son mucho más rápidos cuando incluimos la tokenización. Dejamos a un lado todo el papeleo y la burocracia de los procesos de inversión tradicionales y nos encontramos con inversiones mucho más rápidas y seguras.

  • Garantizan la seguridad

Sin duda, esta es una de las ventajas más aprovechables de la tokenización. En un marco de conflictos y peligros en la red, aparecen los tokens como una garantía de seguridad para todos nuestros datos en Internet. Podemos llevar a cabo todas las operaciones económicas que queramos en los navegadores sin miedo a que nuestra información pueda ser robada.

Conclusiones

La tokenización de activos ha abierto la puerta a un mercado que tradicionalmente estaba limitado a personas con un poder adquisitivo muy alto a cualquier persona que tenga la intención de embarcarse en este mundo. Con una inversión inicial económicamente posible para cualquier usuario de clase media / baja, se puede acceder a un mundo lleno de recompensas y ganancias.

Tutellus Logo

Descubre más artículos en el Criptoblog sobre...