Inicio

¿Qué es y cómo funciona una DAO?

¿Qué es y cómo funciona una DAO?

Imagínate una cafetería virtual que no sólo nos quita dinero y nos da un café a cambio, sino que también utiliza ese dinero para reordenar todos los productos de manera automática. Esta plataforma también ordena servicios de limpieza y paga el alquiler por sí misma. A medida que vas invirtiendo más dinero en esta cafetería, tanto tú como todos los usuarios que compran en ella tienen el control en cuanto a qué productos van a ser ordenados y con qué frecuencia se limpiará. La cafetería no tiene administradores, pues todos esos procesos fueron prescritos en un código previamente. Eres tú el que, a medida que vas invirtiendo, vas adquiriendo más control.

A grandes rasgos, acabamos de definir qué es y cómo funciona una DAO u Organización Autónoma Descentralizada. En todos los discursos de la sociedad, surge el tema de la legitimidad en la gobernanza. En torno a todo este debate, surge también la idea de que al estar gobernados bajo unas leyes e individuos dejamos el control de todos los sectores de nuestra sociedad en manos de unos pocos.

Ahora bien, la naturaleza siempre nos ha enseñado que, para cada depredador, aparece otro más fuerte para mantener el equilibrio natural (¿o era algo así?). Por ello, en un mundo donde la estructura predominante es el de las organizaciones centralizadas, surgen las DAO.

¿Qué es una DAO?

Las siglas DAO, del inglés Decentralized Autonomous Organization, hacen referencia a las Organizaciones Autónomas Descentralizadas. Básicamente, se trata de organismos que se controlan totalmente por algoritmos computacionales. Estos algoritmos son también conocidos como contratos inteligentes o smart contracts, que son los que determinan las reglas en relación a cómo debe cooperar cada parte implicada en la DAO.

Vamos a desglosar por términos este concepto para entender mejor qué es lo que implica.

  • Organización: asociación de personas regulada por un conjunto de normas en función 

de determinados fines.

  • Autónoma: que trabaja por cuenta propia, de forma independiente a agentes externos.
  • Descentralizada: no se encuentra bajo los parámetros de una autoridad central; las funciones y la toma de decisiones están dispersadas y cada uno de los miembros tiene el poder de emitir su voto.

Así pues, podemos definir una DAO como el sistema basado en la tecnología blockchain que trabaja en conjunto para cumplir con una misión; las personas tienen la capacidad para coordinarse y gobernarse a sí mismas y tienen voz y voto en todas las decisiones que conciernen a la organización.

Las DAO representan una importante innovación tecnológica. Al estar compuestas por piezas de código informático (también denominadas lenguaje digital), abren la puerta a una nueva manera de cooperación, en la que la toma de decisiones puede ser gestionada por humanos, máquinas y otros contratos inteligentes.

De esta manera, ofrecen la posibilidad de organizar las partes y las decisiones de una empresa de manera más transparente, inmutable, autónoma y segura.

¿Cómo funciona una DAO?

Las DAO disponen de una serie de mecanismos que son los que garantizan su funcionamiento en todo momento. Estos mecanismos son los siguientes:

  • Smart contracts. Esta es, quizás, la característica más importando de las organizaciones descentralizadas. El contrato inteligente es el que establece todas las reglas de la DAO, y también se encarga de la tenencia de la tesorería del grupo. Estas reglas sólo se pueden cambiar después de una votación. Siempre que alguien quiera realizar algo que no cumpla con estas reglas o la lógica del código, el sistema no lo permitirá. Estas reglas dependen de un grupo que es el que toma las decisiones de manera colectiva.
  • Protocolo de consenso. Esto es lo que mencionábamos anteriormente. Ningún agente externo al grupo puede modificar las reglas de ese grupo. Si un agente participa como inversor en esas organizaciones sí que podrá participar en la toma de decisiones dentro de ese grupo.
  • Emisión de un token. Este mecanismo o medio de intercambio es el que garantiza la sostenibilidad económica de una DAO. Un token es la representación digital de un activo integrada dentro una blockchain pública. Este activo es el que les permite a los usuarios la capacidad de tener voz y voto, y funciona como el mecanismo de intercambio y recompensa económica entre los participantes.
  • Blockchain. Es el último mecanismo con el que cuentan las DAO y su finalidad es grabar todo lo que sucede en la organización. La tecnología blockchain representa una cadena de bloques que se configura como una base de datos distribuida, compartida y segura. Funciona como un documento público de transacciones, donde quedan registrados todos los movimientos mediante códigos. Aquí se almacena toda la información y las transacciones que se producen dentro de la organización descentralizada.

Estos cuatro elementos trabajan de manera conjunta para hacer posible un funcionamiento correcto de la DAO.

Ejemplo práctico de una DAO

Podemos usar diferentes escenarios para mostrar cómo podría utilizarse una DAO. En este caso vamos a simular un escenario sencillo: un negocio familiar. Ponte en la situación de que cada miembro de la empresa ha invertido una cantidad necesaria para poner en marcha la empresa. Muchas veces esto puede suponer un problema porque uno piensa que puede ejercer un control sobre otro o crea polémicas entre los miembros de la organización.

Para evitar que sucedan estas situaciones, y que cada miembro de la empresa tenga el mismo poder para tomar decisiones y hacer funcionar el negocio, se pueden establecer reglas de financiación con una DAO ejecutándose en una blockchain como Ethereum. A través de un smart contract, todos los miembros pueden depositar fondos en forma de ethers o algún otro tipo de criptomoneda o activo digital. 

Los fondos no estarían en mano de una sola persona, sino que pertenecerían a todos los inversores y de alguna manera, estarían en manos de nadie. El contrato inteligente los bloquea, y sólo después de una toma de decisiones colectiva se podría acceder a esos fondos. De esta manera quedan visibles de manera transparente, pero ninguno puede acceder a ellos sin consentimiento previo.

A medida que aparezcan nuevos gastos se generarían nuevas peticiones, y se decidiría un presupuesto entre todos los inversores. Todas las decisiones que afectan de manera directa a la empresa se establecen de manera democrática, sin intermediarios exteriores ni autoridades del Estado.

Aunque se han creado hace pocos años, las DAO se están convirtiendo en una herramienta tecnológica que muchos ven ya como la revolución futura que está por venir. En este escenario donde todas las actividades de la sociedad están gestionadas por una autoridad externa o estatal, las organizaciones descentralizadas se ven como la manera final en la que las personas pueden tener un control sobre su patrimonio.

Tutellus Logo

Descubre más artículos en el Criptoblog sobre...