Skip to content

¿Qué es el staking?

< Regresar al listado del blog

Uno de los principales valores por los que es tan popular el mundo cripto es por las amplias posibilidades de inversión que existen en él. Mientras que en el mundo actual caracterizado por las organizaciones centralizadas es muy difícil sacar adelante proyectos emprendedores por el costo tan abundante que supone conseguir la rentabilidad necesaria para ello, el mercado de las criptomonedas ofrece una gran cantidad de opciones para obtener beneficios tanto a corto como a largo plazo.

Y una de estas opciones es la estrategia del skating. Esta técnica está ganando cada vez más importancia en las carteras de los inversores financieros. Representa una alternativa más simple y menos complicada que otras como la minería de criptomonedas. ¿Quieres descubrir en qué consiste?

¡Te lo contamos todo aquí!

¿Qué es staking?

El staking se puede considerar como una manera de apostar tus criptomonedas. Se refiere al proceso mediante el cual se pueden obtener ganancias extras al comprar y mantener bloqueadas tus criptomonedas en una wallet. El inversor compra criptomonedas y las usa para agregar nuevos bloques a la cadena de bloques asociada y, a cambio, recibe recompensas en forma de criptomonedas adicionales. De esta forma, se pueden obtener intereses por el simple hecho de mantener tus monedas en una cartera segura.

A primera vista puede parecer un proceso muy similar al del holding, pero en este caso los saldos están bloqueados y el inversor no puede usarlos libremente, para que así pueda recibir un determinado interés anual por esta práctica.

Características del staking

  • Aunque el staking también es un método a largo plazo, si lo comparamos con el holding se puede considerar una estrategia a corto plazo.
  • En el staking, los inversores no siempre pueden tener el control absoluto de sus activos. Esto se debe a que el staking sólo es posible si se realiza usando una wallet en caliente que no siempre garantiza ese control absoluto.
  • El método del staking tiene una gran variedad de opciones para aplicarlo. Según la opción que el inversor elija, puede considerarse mejor o peor por otros inversores.
  • Debido a que el usuario no siempre va a tener el control absoluto de su cartera, esto puede conllevar ciertos riesgos como el robo de los fondos o ser hackeado.
  • En el staking el impacto de retención es mayor, pero se obtienen más recompensas.
  • Toda estrategia de staking tiene como principal base la Prueba de Participación o Proof of Work.

¿Cómo funciona el staking?

El staking tiene como objetivo aumentar el número de criptomonedas que se mantienen en la cartera para que así sumen mayor valor para el usuario. Para sumar el valor de estos activos usualmente se aprovechan de mecanismos de recompensas que mantienen esas criptomonedas bloqueadas dentro de un sistema.

Para hacer staking, primero necesitas comprar los tokens de la criptomoneda que deseas obtener beneficios. Luego, necesitas depositar estos tokens en la cartera de criptomonedas específica para el staking. Esto le dará a la cartera de criptomonedas la capacidad de usar tus tokens para validar las transacciones en la cadena de bloques de la criptomoneda. A cambio de esto, la wallet te recompensará con una pequeña cantidad de la criptomoneda con la que estás haciendo staking. Cuantas más monedas se depositen y se bloqueen, más probabilidades habrá de que el usuario obtenga más recompensas.

Tipos de skating

El staking también puede ser utilizado para validar transacciones en una variedad de sistemas, como lo podemos ver en el Proof of Authority (PoA), Proof of Stake (PoS) o Delegated Proof of Stake (DPoS). Esto se hace mediante el proceso de validar las transacciones en la cadena de bloques, lo que se conoce como "minería por delegación".

En el contexto actual existen dos tipos de staking: el Proof of Stake y el Delegated Proof of Stake (DPoS).

  • Proof of Stake (PoS)

La Prueba de Participación es uno de los protocolos de consenso más utilizados en la tecnología blockchain. Su funcionamiento es algo peculiar, pues tiene como objetivo invitar a los usuarios a poseer en todo momento una determinada cantidad de criptomonedas. La razón de esto es que esas criptomonedas pueden ponerlas a disposición de la red, sin tener control sobre ellas, sólo como seguridad. Poseer estas criptomonedas les permite ser elegidos en un proceso de selección para conseguir recompensas en forma de más criptomonedas.

Una vez elegidos pueden validar las transacciones y crear nuevos bloques dentro de la red.

  • Delegated Proof of Stake (DPoS)

Este protocolo de consenso está diseñado para blockchains más escalables. En la Prueba de Participación Delegada, un grupo de participantes eligen por votación a una serie de “delegados”. Son los saldos de monedas de cada participante los que se establecen como votos, por lo que el derecho de voto de cada uno es proporcional a la cantidad de monedas que tiene.

Los delegados son los que van a administrar la cadena de bloques en representación de los participantes que han votado, lo que garantiza la seguridad, transparencia y consenso. Las recompensas de participación se suelen distribuir entre los delegados electos, y luego son estos los que a su vez distribuyen una parte de las recompensas a los electores en proporción a los votos o contribución de cada uno.

Ventajas y desventajas del staking

Ventajas

  • Mayor escalabilidad en la red. La generación de bloques gracias al staking es el elemento clave que permite una mayor escalabilidad en la red. Además, este método elimina por completo la necesidad de invertir o adquirir equipos especializados en hardware para llevar a cabo los proyectos de minería y, paralelamente, el excesivo consumo de energía que estos demandan. 
  • Ganancias más estables. El hecho de mantener una gran cantidad de criptomonedas gracias al stake ofrece a los usuarios mayores probabilidades de llegar a ser elegidos como validadores. De esta manera podrán validar y verificar los nuevos bloques que se producen en la blockchain, obteniendo así mejores ganancias y bastante más estables que con los procesos de minería del Proof of Work.
  • No se devalúan las criptomonedas. El valor de las criptomonedas que se apuestan a causa del staking no disminuye con el paso del tiempo como puede ocurrir con los equipos de minería, sino que sólo se puede ver influenciado por la fluctuación del mercado.

Desventajas

  • Recompensas bajas. Este proceso resulta peculiar porque las ganancias que se pueden obtener no van a ser muy significativas. Las plataformas de intercambio pagan porcentajes anuales bastante bajos, por lo que las recompensas que se obtienen son escasas en comparación con las ganancias obtenidas a través de la minería.
  • Existen riesgos. Mantener tus criptomonedas en una cartera digital puede conllevar ciertos riesgos, principalmente en cuanto a la seguridad de tus activos. Pueden ser susceptibles a que un hacker extraiga todos sus fondos. Además, utilizar un Exchange para realizar tus operaciones es poner tus fondos en manos de otras personas.
  • Puede romper con la idea de descentralización. Al final, con el staking pones a tus criptomonedas en manos de los delegados que son los que se encargan de validar las transacciones y repartir recompensas, rompiendo con la idea de descentralización por la que fueron creadas las criptomonedas.

A pesar de todo, el staking se ha configurado como una de las técnicas más populares y utilizadas por los inversores en el mercado de las criptomonedas. Este método puede ofrecer beneficios sin necesidad de que el usuario tenga que realizar operaciones. 

< Regresar al listado del blog