Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • ICOs en Stellar: diferencias con Ethereum

  • Stellar es un protocolo para transferencias de pagos, similar a Ripple, con la que comparte orígenes, pero además permite desarrollar sobre ella aplicaciones descentralizadas mediante smart contracts.

    Suelen asociarse las ICOs a Ethereum, que en el año 2017 fue el centro de atención de cientos de proyectos, que buscaron financiación mediante una ICO. Sin embargo, existen numerosas plataformas de smart contracts que compiten con Ethereum, y que a lo largo de 2018 han ido consiguiendo mercado. Stellar es una de ellas. Sin embargo, estas plataformas no son competencia directa, ya que ofrecen soluciones diferentes.

    1- Complejidad.

    En el corazón del proyecto Ethereum está la llamada Máquina Virtual de Ethereum, un entorno de ejecución de smart contracts increiblemente versátil. Es un sistema 'Turing completo', que es capaz de ejecutar cualquier programa o cálculo realizable por cualquier computador o lenguaje de programación de propósito general. Es capaz de construir cualquier cosa que se pueda programar. Esta es la visión de Vitalik Buterin, una plataforma que usa blockchain para cualquier proyecto imaginable. Por el contrario, Stellar solo permite smart contracts muy sencillos, que ejecuta muy rápidamente. Por ello, los proyectos que se montan sobre Stellar son mucho más simples.

    La pregunta crítica aquí es hasta qué punto se necesita tanta complejidad. Muchos proyectos pueden construirse con contratos sencillos, y la velocidad con la que los ejecuta Stellar es muy superior a la de Ethereum.

    Otro aspecto a tener en cuenta aquí es la seguridad. Los contratos de Stellar, al ser muy sencillos, son mucho más fáciles de verificar y auditar, por lo que posibilitan una seguridad mucho mayor. El poder de Ethereum de hacer cualquier cosa se puede volver en su contra en manos de un hacker.

    2- Validación.

    Una diferencia crítica entre los protocolos de consenso de Stellar y Ethereum es que en Stellar cada nodo elige los nodos que van a validarlo. En Ethereum, sin embargo, todos los nodos son usados para el consenso siempre que se den unas condiciones. Esto ayuda en el caso de Stellar a limitar los efectos de una corrupción en la red, o a limitar el acceso al token, como puede ser el caso de una STO. En este sentido, señalar que Ethereum ya tiene protocolos especialmente creados para STOs, siendo pionera en este aspecto igual que lo fue en el de las ICOs.

    3- Gobernanza.

    Los nodos validadores en Stellar son elegidos tras un proceso controlado, en el que se revisan las credenciales de los mismos. Los proyectos montados sobre Stellar tienen igualmente esta opción, con soporte completo a procesos KYC/AML para identificar a los inversores y usuarios. De igual manera, las cuentas de agentes indeseables pueden ser congeladas en cualquier momento, de considerarlo oportuno por motivos de seguridad. Todo esto hace que las ICOs en Stellar sean más sencillas desde el punto de vista legal que las ICOs sobre Ethereum.

    Esto en Ethereum no es posible en estos momentos. Las decisiones sobre Ethereum las toma la comunidad y actualmente hay un fuerte énfasis en la centralización. Sistematizar protocolos para control de usuarios es posible pero la plataforma no da ayuda concreta, y la congelación de cuentas es impensable.

    4- Velocidad y coste de transacciones.

    Stellar es actualmente mucho más rápida que Ethereum, lo que puede ser determinante a la hora de que una aplicación pueda ser realmente usada. Esto puede cambiar en el futuro, según Ethereum se haga más eficiente, o Stellar más descentralizado.

    Por otro lado, y debido a la congestión de la red, los costes de las transacciones en Ethereum son muy elevados, mientras que los de Stellar son fijos y muy pequeños. Esto puede ser determinante para la adopción real de una aplicación.

    5- Liquidez.

    Uno de los problemas observados en las ICOs de Ethereum era la dificultad de sacar a mercado estos tokens. Soluciones abiertas como EtherDelta tenían el problema de la dificultad de uso y la lentitud y coste de la red. Stellar ofrece un mercado distribuido para todos los tokens contruidos sobre la plataforma, que funciona de manera eficaz y a gran velocidad, y en la que los tokens están disponibles desde el primer día. Hay que señalar que Ethereum también aporta muchas alternativas para conseguir liquidez, pero no tiene una clara y única como Stellar.

    Con esto os podéis hacer una idea de qué plataforma puede ser mejor para qué ICO. Daremos estas plataformas y muchas más en nuestro Master en Blockchain.