Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • Oráculos y tokenización de activos físicos

  • La tokenización de activos digitales es un proceso "relativamente" sencillo. Además de la emisión puramente dicha y el compliance asociado, generar un token que represente el valor de un bien digital es algo que puede quedar impreso directamente en un smart contract, offchain u onchain. Aunque cada caso tiene sus particularidades, yo (como dueño de una aplicación web, por ejemplo) puedo crear un token ( y solo 1) que represente el valor de la misma, actuando la propia aplicación como garante de dicha transferencia (como dice el refranero popular español, me he hecho un Juan Palomo).

    Sin embargo, cuando tratamos con bienes físicos el proceso se complica enormemente. Por ejemplo, Alice quiere vender a Bob su vivienda tokenizada. Ambos pueden generar un smart contract que diga que si Bob le paga a Alice 1 MM$ en cripto, ella le transfiere la propiedad;

    Fig 1. Transferencia de un activo físico tokenizado entre 2 partes

    Ahora bien: ¿cómo sabe Bob que la vivienda pertenece a Alice? ¿cómo sabe que no está hipotecada, ni tiene embargos? ¿quién actúa como garante de la operación? Aquí es donde entran los Oráculos: terceras partes (data carriers) cuya  función es transferir datos hacia un smart contract para que pueda ser ejecutado. El SC se alimenta de datos proporcionados por el oráculo (inputs), y ejecutas las acciones correspondientes (outputs).

    Fig 2. Incorporando un Oráculo todas las partes se aseguran de la correcta transaccionabilidad

    Por lo tanto, la tokenización de cualquier activo físico (o mejor dicho, la transferencia de su valor tokenizado) obliga a contar con un Oráculo que actúa como garante de la operación.

    ¿Cómo programamos dichos Oráculos?

    Desde un punto de vista más teki un Oráculo es algo sencillo de comprender: un conjunto de APIs que hacen una serie de consultas e inyectan los datos en un smart contract. Dicho esto nosotros mismos podemos construirnos un Oráculo (como siempre y de nuevo, dependerá del tipo de consulta y de cómo estén estructurados los datos del sitio a consultar). También podemos contar con herramientas diseñadas por terceros: Oraclize, Chainlink, Aeternity o Rlay son mis favoritas.

    De ellas la que más me gusta es Oraclize, con librerías disponibles para distintos frameworks y blockchains (Solidity, RSK, EOS, Corda o Fabric), Chainlink (muy bien documentada) y Rlay (open source).

    Las posibilidades de desarrollo de negocio alrededor de Oráculos son, hoy en día, exageradas. Si se dice que la tokenización de activos va a mover trillones de dólares los próximos años los servicios asociados a Oráculos serán igualmente parte fundamental de esta industria.

    En el Master en Blockchain dedicamos una sesión al estudio de oráculos con sus casos de uso y, por supuesto, a la tokenización de activos.