Inicio

¿Qué es Web3?

¿Qué es Web3?

Las tecnologías avanzan a una velocidad vertiginosa, y cada año nos encontramos con nuevas funcionalidades que probablemente no veíamos posibles hace unos años. Es el caso de la Web3.

Tal vez al escuchar este concepto lo relacionas con otro bastante parecido: Web 3.0. La realidad es que ambos conceptos tienen una relación muy estrecha. La web 3.0, siendo un concepto de casi 20 años, aún a día de hoy sigue experimentando cambios, pero fue la llegada del bitcoin y la tecnología blockchain en 2008 las que cambiaron por completo su identidad.

La tecnología blockchain está transformando la internet que conocemos desde hace años. Así, se está planteando la idea de una web donde el usuario ya no sólo está presente como consumidor, sino sobre todo como poseedor. Esto es lo que conoceríamos como Web3.

Pero ¿qué significa exactamente este concepto?

Te lo contamos todo aquí.

 

La nueva Web3 ¿qué es este concepto?

Este concepto no es más que una idea. Muchos tecnólogos están planteando la idea de un nuevo servicio de internet basado en la utilización de cadenas de bloques descentralizadas, o lo que es lo mismo, los sistemas de registro distribuido y compartido que soportan criptomonedas como Ethereum o Bitcoin.

Web3 se configura, de esta manera, como un término que se refiere a la evolución de la World Wide Web hacia una red más inteligente, en la que se fomenta el intercambio de datos y el uso de aplicaciones descentralizadas. La nueva web estará impulsada por la tecnología blockchain y los contratos inteligentes, y se caracterizará por ser más segura, privada y escalable.

Aunque su popularidad no ha dejado de aumentar en los últimos meses, es un concepto que se lleva usando desde hace varios años. Uno de los inversionistas que contribuyó a popularizar este concepto, Packy McCormick, define la Web3 como «una internet que es propiedad de los desarrolladores y los usuarios, coordinada con tokens».

En este sentido, esta nueva Web3 albergaría las siguientes características:

  • Diseñada para ser más rápida, segura y eficiente. 
  • Optimizada para funcionar mejor con dispositivos móviles. 
  • Capacidad de soportar aplicaciones móviles y de realidad aumentada.
  • Permitirá a los usuarios crear y administrar sus propios datos. Es decir, tendrán control sobre cómo se utilizan sus datos.
  • No estará sujeta a los límites impuestos por los proveedores de servicios centralizados.

Esta nueva web está poniendo de manifiesto la importancia y el éxito que está teniendo la tecnología blockchain y el mercado de las criptomonedas en la actualidad. Aún no se sabe qué forma adoptará este mercado, si se tratará de redes sociales descentralizadas, videojuegos play to earn o plataformas NFT.

 

¿De dónde surge la Web3?

La Web3 no es un concepto que haya aparecido de la nada. Sus predecesores son la Web1 y la Web2, dos términos que revolucionaron el mundo tecnológico en su momento.

  • La Web1 o Web 1.0 se refiere a la primera etapa de la World Wide Web, que se caracterizó por la publicación de información estática en las páginas web. Se desarrolló a finales de la década de los 90 y se popularizó a partir de 2000. En la web 1.0, los usuarios no podían interactuar ni colaborar con la información en las páginas web. Era algo así como un libro, donde sólo puedes leer el contenido y no puedes hacer ningún cambio. La web 1.0 se caracterizó por el auge de los sitios web personales, los foros en línea y las páginas web comerciales.
  • La Web2 surgió para romper con todos los problemas presentes en la Web1. En esta segunda generación de la World Wide Web, los usuarios podían interactuar y colaborar entre sí. La web dejó de ser una herramienta estática para convertirse en una web dinámica, interactiva y colaborativa. Se caracteriza por la participación activa de los usuarios y los gigantes de las redes sociales como Facebook, Twitter y Youtube. La gente empezó a generar y compartir su propio contenido a través de redes sociales, blogs, wikis y otros medios.

Las predicciones son que estos dos conceptos darán paso a la nueva Web3, basada en protocolos abiertos y redes descentralizadas y administradas por los propios usuarios. En este sentido, esta nueva web combina infraestructuras de las dos generaciones anteriores e incluye otras nuevas como la tecnología blockchain.

 

¿Es la Web3 el futuro de Internet?

Las opiniones respecto a este tema son variadas, pues algunos consideran que, indudablemente, esta nueva infraestructura va a ser el futuro del Internet que conocemos hoy en día; y otros críticos consideran todo lo contrario, que la web3 es un arma de doble filo con la intención de desvincular todo el bagaje cultural y político de las industrias actuales.

Los críticos ven en esta nueva idea un intento de los creadores cripto de convencer a la gente de que la tecnología blockchain es el futuro inmediato e indiscutible de la informática. Otros están en un punto en el que no consideran ninguna de estas opciones, y son fieles seguidores de la tecnología tradicional ya presente en la actualidad.

Aunque las opiniones son variadas, no hay duda de que la evolución está por llegar. No sabemos si vendrá precedida por la tecnología blockchain, o si por el contrario se centrará en otra infraestructura diferente. 

Lo que sí sabemos es que la tecnología blockchain ha incorporado nuevos conceptos al mercado actual que están teniendo un éxito descomunal. Es el caso de los universos virtuales paralelos al mundo real, también denominados metaversos, o la revolución del mercado inmobiliario gracias a los Tokens No fungibles (NFT).

Atentos a todo porque la evolución está por llegar.

Tutellus Logo

Descubre más artículos en el Criptoblog sobre...