Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • Stablecoins: estabilidad en cripto

  • Una moneda estable o 'stablecoin' es una criptomoneda cuyo valor permanece estabilizado.

    Bitcoin y otras criptomonedas nacen con la idea de sustituir al dinero tradicional, o dinero fiat, pero tienen una desventaja muy clara en este sentido: su alta volatilidad. Para algunos es muy difícil decidirse a realizar un pago en una moneda cuyo 'valor' puede modificarse un 30% o más en un solo día. Esto complica enormemente hacer un seguimiento de lo que se pagó y del valor de lo recibido. Otra manera de ver el problema es pensar en este caso: imaginemos un producto cuya política de devolución permite devolverlo en 30 días y recuperar el dinero, comprado con Bitcoin el 15 de septiembre de 2017 con un valor de 3000$ por Bitcoin. Un mes después, el comprador reclama la devolución del dinero, con el Bitcoin a 17000$.

    La solución teórica a esto es imaginar la criptomoneda como moneda. 1 BTC es 1 BTC tenga el precio que tenga en dólares o euros o cualquier otra cosa, y si se hace un pago en BTC valorarlo como tal, rechazando preguntarse cuánto 'dinero de verdad' estoy pagando. Pero esto solo será aceptable cuando el Bitcoin realmente logre la adopción necesaria para que la mayoría de los pagos se realicen en esta moneda. Hasta entonces seguiremos pensando en fiat en la vida diaria.

    Pero, por otro lado, la criptomoneda tiene múltiples ventajas, como facilidad de uso, trazabilidad, comodidad, velocidad y aspectos legales. Las monedas estables o stablecoins nacen del deseo de usar criptomoneda, pero sin su volatilidad.

    Su primer ejemplo de fama fue Tether, emitido por el exchange Bitfinex para permitir que los usuarios se retiraran del mercado cripto, evitando su volatilidad, sin tener que pasar por todo el proceso de transformar criptomoneda en fiat... y por supuesto sin salir del propio exchange, reteniendo así al cliente. El Tether se supone que vale un dólar. permanentemente, por lo que el trader puede vender sus activos en Tether si cree que el precio va a bajar, y si decide volver a entrar en el mercado entrar desde Tether.

    Esto es enormemente útil para el trader si se piensa en el fiat como 'dinero patrón': realizas operaciones de compra y venta con ganancias (o pérdidas) en Tether, en vez de obtener esos resultados en Bitcoin, que era la moneda patrón más usada en los exchanges. Por supuesto, la solución óptima era hacer operaciones directamente en dólares o, si eres europeo, euros. Pero muy pocos mercados lo permitían por motivos legales.

    Tether permitía operar a los usuarios de los exchanges como si operasen con dólares, a pesar de no tener autorización legal para hacer precisamente eso. Legalmente, la emisión de Tether se hacía en base a una cuenta real en la que se almacenaban dólares en proporción 1:1. La existencia o inexistencia de esta cuenta ha sido motivo de muchas controversias, y hay sospechas de que un factor crítico en el bull run de 2017 fue la acuñación de los más de 2500 millones de Tether que hay ahora en circulación, lanzados al mercado. Era dinero creado de la nada, y comprado en masa por traders que querían protección contra la volatilidad del mercado.

    La obvia utilidad de Tether y las ganancias que dio a sus creadores han puesto de moda la creación de otras Stablecoin como TrueUSD, Reserve, DigixGold y PAX. Es una ganancia rápida para sus creadores, y hay mercado para su uso.

    Otro ejemplo hace un par de meses fue el anuncio de los gemelos Winklevoss, auténticos titanes en criptomoneda y dueños del exchange Gemini, de lanzar su propia stablecoin, el Gemini USD (GUSD). Será un token ERC20 sobre Ethereum, pegado al dólar, aprobado por el departamento de servicios financieros de NY, con los dólares que sostienen la stablecoin en una cuenta que será regularmente auditada.

    La principal crítica que se hace a las stablecoins es filosófica: las criptomonedas se crearon para sustituir el dinero fiat. No para facilitar su uso. Usar las ventajas que aporta blockchain para crear 'dinero fiat mejorado' es un grave paso atrás, porque en última instancia no resuelve los problemas que tiene el dinero fiat: centralización, nula resistencia a corrupción, facilidad para el fraude, etc.... Además estas monedas están completamente centralizadas.

    Pero además se perciben como una maniobra muy dudosa legalmente. Un organismo decide emitir a coste cero una cantidad enorme de monedas que, se supone, está dispuesto a volvera comprar, también a un dólar. Dado que los usuarios quieren usar estas monedas, se las compran a un dólar, pero surge la duda de si en caso de necesidad los usuarios van a poder reclamar su dinero. Lo curioso es que todo hace pensar que sí: las ganancias de los emisores de estas stablecoins son tan inmensas que no deberían tener ningún problema en mantener su palabra. Es otro ejemplo de lo abstracto y maleable que es el concepto de 'dinero' en nuestra sociedad.

    Además de estas stablecoin, colaterizadas a dinero fiat, existen otros tipos de stablecoins menos importantes en el mercado, que también cumplen sus funciones.

    Por un lado están las stablecoin colaterizadas a otras criptomonedas. Estas stablecoin generan un ecosistema financiero combinándose con una o más criptomonedas no estables. Estas otras monedas llevan el peso del sistema, y su precio de alguna manera absorbe la volatilidad de la stablecoin, que es mantenida a un valor estable para que su uso por el usuario final sea más sencillo. Ejemplos incluyen el BitUSD de Bitshares, el Steem Dolar de Steem o el Dai para Maker, que ya vimos en este post. En estos tres casos existe una criptomoneda de alta volatilidad que controla casi todo el sistema, pero con los usuarios viendo sus ganancias en una moneda estable asociada. Una subida del precio de Maker sería vista por el usuario como una ganancia de más Dais, lo que equivale a más dólares, con lo que pueden visualizar sus pérdidas o ganancias más fácilmente. La principal crítica contra ellas es que complican innecesariamente el proyecto, aunque simplifican su adopción.

    Por otro, tenemos stablecoin que no están colaterizadas, si no que su propio Smart Contract regula el precio. Si el precio sube, se generan más monedas y/o se vende lo almacenado en un pool. Y si el precio baja, se compran en mercado. Aquí encontramos a NuBits y Basis. Estas monedas reciben ataques desde el punto de vista económico, ya que el precio de un activo estará siempre regido por la oferta y la demanda, y si por ejemplo la demanda baja rápidamente la stablecoin tendrá graves dificultades.

    La existencia de las stablecoins es una de esas cosas en el mercado cripto que requieren una explicación. Espero que esta os haya valido. Más información en nuestro Master en Blockchain.