Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • DeFi en profundidad: entendiendo Aave protocol

  • Después de varios posts donde comentábamos innovaciones relacionadas con el protocolo de Aave (como el sistema de lending a través de liquidity pools compartidos como Compound o la llegada de los prestamos sin colateral conocidos como “Flash-Loans”), por fin dedicaremos tiempo a entender el protocolo de Aave.

    De alguna forma este protocolo representa el nacimiento de las plataformas de lending del mundo cripto. En 2017 con un proyecto conocido como ETHLend, el equipo actual de Aave trabajaba en el primer protocolo descentralizado para lending P2P. El protocolo básicamente permitía que los prestamistas creasen un smart contract donde incluían las condiciones del préstamo, para que luego un depositante valorase la oferta y decidiese aceptar el contrato de lending y prestarle lo que solicitaba. El prestamista debía depositar una garantía, y según Stani Kulechov, fundador de ETHLend y Aave, fue difícil de hacer entender; poner más dinero en garantía del que pedías prestado era confuso, ¿porque deberías hacerlo si ya tienes el dinero que buscar?

    La clave está en entender el valor futuro que una persona otorga a cierto asset: pedir prestado te permite no perder tu posición que te permitirá beneficiarte de revalorizaciones del asset en un futuro.

    A pesar de avanzar correctamente y haber ejecutado con éxito la ICO del token LEND en 2017, donde recaudaron más de 600,000$ en Ether a cambio de 1,000,000,000 de token de los 1,3 billones existentes, las fricciones del lending P2P y la aparición de protocolos como Compound provocaron que en Septiembre de 2018 ETHLend volviera con el nombre de “Aave” con mucho que aportar al ecosistema del lending descentralizado.

    Seis meses después de su lanzamiento Aave acumula más de 70 millones de dólares loqueados, siendo uno de los protocolos con mayor crecimiento que hemos visto. Aunque tampoco es de extrañar ya que las innovaciones que han aportado son increíbles, y es justo que le dediquemos un post para poder explorarlas.

    AAVE PROTOCOL

    Aave nace como un protocolo de lending descentralizado a través de liquidity pools compartidos, que calculan los tipos de interés para pedir prestado a través de la oferta y demanda. Igual que lo que vimos con Compound. No obstante, el equipo, ambicioso, quiere ir un poco más allá. Definen Aave como un protocolo de mercados financieros, siendo el lending descentralizado el primero de sus mercados. Actualmente ya disponen de dos mercados, aunque esto lo veremos más adelante.

    Como hemos dicho, la parte principal de Aave en estos momentos se centra en su función para ofrecer servicios de lending. Similar a Compound, hay unos depositantes que ponen a disposición sus assets para ofrecerlos a terceros a cambio de un interés. Ese interés se calcula según la oferta y demanda, es decir, el ratio de utilización del pool. Si hay 10 millones disponibles y 9 millones se han pedido prestados, el tipo de interés a pagar seguramente será alto, debido al alto ratio de utilización del pool.

    Los prestamistas deberán bloquear una garantía, superior al valor que están pidiendo prestado. En caso que este no devuelva su préstamos, o su colateral pierda más valor de lo permitido para poder considerar que su préstamo no supone ningún riesgo, este se liquidará para evitar pérdidas en el protocolo.

    Hasta aquí nada ha cambiado respecto a Compound. Pero el equipo de Aave sabía que no podía entrar a competir con uno de los protocolos con más relevancia del ecosistema sin ofrecer nuevos servicios y propuestas de valor diferenciados, y no se quedó corto.

    MERCADO FINANCIERO DE LENDING

    1. Aave Token (aTokens)

    Un vez depositas assets en el protocolo de Aave, recibes a cambio una representación de cantidad aportada a través de los aTokens. Estos a diferencia de Compound no muestran los intereses generados por tu activo depositado a través de la revalorización del token, sino por el aumento de número de tokens que dispones. Es decir, los aToken tienen un peg 1:1 con los depósitos aportados; si yo ingreso 100 Dai en el pool para lending de Dai, recibo 100 aDai a cambio. Los Dai van aumentando cada 15 segundos (cada bloque de Ethereum) debido a los intereses generados, así que el número de aTokens de los que dispones también suben.

    Aunque parezca poco, la innovación aquí es considerable. Primero porque la facilidad de uso es mucho mayor, ya que es fácil conocer la cantidad que están representando los aDai gracias a tu peg 1:1. Segundo, porque el aumento del número del token significaría que recibes transacciones cada 15 segundos, algo poco viable debido al coste del gas. Esto no es realmente así, ya que el propio smart contract del token tiene integrada la función de consultar el interés generado y actualizar las cuentas de los aToken. El cambio prácticamente no tiene coste, ya que está integrado en el propio smart contract y no transaccionalmente en la blockchain.

    Algo curioso también es la imposibilidad de transferir el 100% de los aTokens en una sola transacción, ya que durante el tiempo de confirmación se siguen generando intereses, así que siempre tendrás (aunque sea algo mínimo) una cantidad de aTokens. Aquí tienes la opción de realizar 2 transferencias o redimir los tokens en Aave.

    2. Número de assets

    Algo particular y a remarcar de Aave es que dispone de 17 assets distintos con los que prestar y pedir prestado.

    Esto es posible porque cada asset antes de estar disponible sigue un proceso de valoración de riesgo, donde se determina si es apto para pedir prestado en forma de colateral y porcentaje que se puede tomar prestado por cada 100 tokens puestos como colateral. Es decir, se le otorga ciertas funcionalidades en función de su valoración de riesgo. Vamos a verlo.

    Result currency risk assessment

    Cada asset es calificado, y en función de dicha calificación dispone de ciertos parámetros a la hora de servir como colateral y de las penalizaciones que recibe en caso de ser liquidado, generando como siempre un sistema de incentivos para reducir el riesgo en la plataforma.

    Un ejemplo es USDT, que a pesar de poderse depositar y generar intereses o pedirse prestado, no se puede usar como colateral, ya que Aave considera que su centralización es demasiado elevada y por tanto es demasiado arriesgado usarlo como colateral para pedir préstamos.

    3. Liquidaciones

    Estos parámetros de riesgo sirven también para determinar el estado de salud de un préstamo. Igual que en Compound, una vez el “Health Factor” es inferior a 1 el préstamos es susceptible a ser liquidado por los liquidadores, que reciben un interés por su acción. En función del riesgo del asset la penalización por ser liquidado puede aumentar, rondando entre valores del 5% al 15%.

    Algo interesante del protocolo de Aave es la integración en la propia plataforma de un servicio de liquidación, para dar más equilibrio al protocolo. Gracias a esta integración cualquiera puede liquidar préstamos y recibir “dinero gratis” por ello. Claro esta que estas oportunidades no suelen estar disponibles porque los bots se encargan de liquidar cualquier préstamo rentable en el momento que aparece. Hay gente que se dedica profesionalmente a esto. Ahora bien, en casos como el Jueves Negro, donde tuvimos enormes cantidades de préstamos liquidados debido a la bajada de más del 60% del valor del Ether, había tantos préstamos a liquidar que los liquidadores no podían con todos, así que cualquier persona podía aprovechar para obtener rentabilidad. Esto es algo genial ya que aumenta el equilibrio y seguridad del protocolo.

    Los Flash-Loan (ahora los veremos) no están disponibles para ser usados dentro del mismo protocolo, para evitar riesgos y posibles ataques. Así que a pesar de que se suelen usar para operaciones de este tipo no pueden utilizarse para liquidar préstamos dentro de Aave. Para esto, se podrían utilizar flash-loans de otros protocolos como dydx.

    Además, como Aave es un protocolo abierto se pueden generar aplicaciones que integran sus funcionalidades. Un ejemplo es un servicio que permite a los usuarios acceder a las liquidaciones de Aave sin pasar por su plataforma: iliquidate.finance

    3. Tipo de interés e InterestSwaps

    Debido a la actualización constante de tipo de interés en cada bloque generado en Ethereum (funciona según la oferta - demanda) el precio del dinero que se ha pedido prestado puede variar en el tiempo. Cuanta más liquidez haya en el protocolo menos bruscos serán estos cambios, pero es cierto que en casos excepcionales el tipo de interés puede llegar a dispararse.

    Para algunos este riesgo es alto, y están dispuestos asumir un tipo de interés más elevado pero fijo en el tiempo. Esto significa que a la hora de pedir prestado tienes la opción de pagar un interés variable o un interés fijo en el tiempo, que a pesar de ir variando, una vez escogido se mantendrá al precio en que tomaste el préstamo.

    Esto también genera cierta vulnerabilidad en el protocolo; imagina que el interés variable es del 2% y el fijo es del 5%, en este momento la rentabilidad generada por los depositantes es del 1%. El interés fijo solo se mantendrá siempre que no se llegue a tomar prestado el 95% de los fondos disponibles o, si el interés generado por los depositantes de mayor que el interés fijo a pagar por los prestamistas. Ya que si esto sucediera, habría un bug en el sistema para depositar y pedir prestado continuamente aprovechando que el interés generado es mayor que el precio a pagar para pedir prestado.

    Los Insterest Swaps consisten en hacer un swap de préstamos fijo a variable o al revés. Esto suele ser una opción para proteger tus préstamos en caso de subidas bruscas en el tiempo del interés variable de la plataforma.

    4. Flash-Loans o préstamos sin colateral

    Los flash-loans son la gran innovación que presentó Aave en su lanzamiento. Por increíble que parezca, los flash-loans son préstamos sin colateral. ¿Cómo? Lo que oyes, puedes pedir prestado -por ejemplo- 7,500 Ethers in ofrecer ninguna garantía.

    Un flash-loan es un préstamo que puedes pedir al protocolo de Aave sin necesidad de poner nada como colateral, siempre que el préstamo se pague de vuelta por completo más un 0,09% de comisión durante esa misma transacción (durante el bloque). Por otro lado, si el préstamo no se devuelve durante esa misma transacción es cancelado, no llegándose a emitir.

    Este producto financiero no era posible con el sistema tradicional, pero gracias a Blockchain y la posibilidad de revertir transacciones antes de su confirmación ahora podemos utilizar este tipo de préstamos. Se ha creado una forma de democratizar la liquidez, ya que todo el mundo puede acceder a crédito sin necesidad de disponer de un colateral.

    Este servicio es principalmente usado por desarrolladores que integran esta liquidez en sus aplicaciones para ofrecer servicios con ellos, que suelen tener el objetivo de generar dinero a través del arbitraje o de ahorrar dinero autoliquidando préstamos obtenidos.

    Un ejemplo es DefiSaver: estos te dan la opción de liquidar tu bóveda en Maker para recuperar tu colateral devolviendo a través de una flash-loan la cantidad a devolver. Pongamos un ejemplo:

    Imagina que has depositado 100 Ethers en  una bóveda de Maker, y a cambio has pedido prestado 10.000 Dai (50% del valor de los Ethers). Este préstamo no tiene fecha límite, y lo estas usando para pagar impuestos evitando vender tu Ethers. Al cabo de 3 meses el precio del Ether empieza a bajar bruscamente, y te encuentras que no tienes suficiente Dai para devolver el préstamos + los intereses, y que tu bóveda podría ser liquidada, asumiendo una penalización del 13%. Con DefiSaver puedes usar un flash-loan de 10.000 Dai + los intereses a devolver en Maker, recuperar tus 100 Ether, llevar 50 Ether en UniSwap, swapearlos por 10.000 Dai + el interés pagado en Maker, y devolver esa cantidad a Aave cerrando así el flash-loan. (Para saber más sobre MakerDAO aquí.)

    Gracias a un préstamo sin colateral has ahorrado un 12,75% de los 100 Ethers depositados en Maker, ya que DefiSaver añade una comisión de 0,14% al 0,09% de Aave. Asombroso.

    Otro caso de uso lo tenemos con ColateralSwap, que te permite, a través de un flash-loan, cambiar el colateral usado en Maker. Tomemos el ejemplo anterior.

    Dispones un préstamos de 10.000 Dai en Maker que has obtenido colateralizando 100 Ether en una bóveda. Imagina que prevés una caída del Ether y una revalorización de BAT; con ColateralSwap puedes usar un flash-loan para cambiar el colateral que estas usando (Dai por BAT) en una solo transacción, sin necesidad de disponer de los Dai.

    Esta es una transacción utilizando CollateralSwap para cambiar el colateral de Maker de Ether a USDC. Vamos a analizarla:

    • Flash-Loan de Dai para liberar el colateral
    • Recuperas el Ether y lo swapeas por USDC en UniSwap
    • Abres otra bóveda en Maker con USDC
    • Recuperas los Dai en forma de préstamo
    • Devuelves el Dai prestado a Aave

    Por último comentaré furucombo, una aplicación descentralizada todavía en estado Beta que te permite encadenar transacciones seguidas, consiguiendo el primer arbitraje a través de un flash-loan de un usuario sin haber tenido de desarrollar y programar nada.

    Para una explicación más extensa y detallada de los flash-loans aquí tenéis un artículo de Miguel Caballero donde se tratan estos préstamos de forma individual. “Flash loans, DeFi 2.0 y killer-apps”.

    5. Intereses generados

    Algo curioso de Aave es que regularmente ofrece mejores retornos que otros protocolos de lending con pools de liquidez compartidos. Esto se debe a las integraciones extras del protocolo; en primer lugar una cantidad de los préstamos se toman con un interés fijo, dando un retorno mayor a los depositantes, además del 0,09% de comisión por generar flash-loan, donde el 70% se destina a los depositantes, y del 30% restante el 80% se quema para promover el incremento de valor del token LEND y un 20% se destinan a los desarrolladores que integren los flash-loans. En cuanto a las comisiones de los préstamos normales, estos se usan en un 80% para quemar tokens LEND y el 20% por ciento restante para los depositantes, algo que podría cambiar con la gobernanza descentralizada a través del token nativo.

    Un ejemplo del efecto de los flash-loans se ve en el interés generado a los depositantes del Ether. Un asset que teóricamente debería ofrecer (comparando el asset en Compound) un retorno del 0,01% anual, esta dando un 0,16%. Y de este 0,16%, aproximadamente un 0,1% lo generó en cuestión de días cuando muchos CDP’s de Maker se intentaron cerrar haciendo uso de los flash-loan, generando intereses para todos los depositantes.

    2o MERCADO - UNISWAP LIQUIDITY TOKEN

    Como hemos comentado al iniciar el post, Aave no si limita a ser un protocolo de lending sino más bien un protocolo de mercados financieros, donde la opción de depositar y pedir prestado es solamente uno de los mercados disponibles.

    Recientemente hemos visto introducido el segundo mercado, que consiste en usar como colateral los liquidity tokens de UniSwap. Si hacemos un repaso, UniSwap es un protocolo para swapear tokens ERC20 gracias a un pool entre 2 tokens depositados por los usuarios, que reciben un interés a través de las comisiones por cada Swap realizado. (Ver UniSwap aquí).

    Hasta ahora, los que añadían liquidez a los pools de UniSwap recibían intereses y un token que representaba esos activos llamados liquidity tokens para más adelante poder retirarlos o transferirlos a un tercero sin necesidad de sacar la liquidez. Con esta integración de Aave ahora puedes usar como colateral los liquidity tokens y tomar un préstamo. Este mercado es más arriesgado que el de lending por el tipo de token usado para colateralizar, además del hecho que UniSwap tiene un riesgo intrínseco debido al rebalanceo de entre los dos tokens depositados en el pool.

    Es por esto que es un mercado nuevo, independiente del otro. Los usuarios podrán depositar sus assets para el mercado de los UniSwap tokens o para el mercado de lending. Esto significa que veremos oportunidades de arbitraje dentro del mismo protocolo, cosa que aún no se había visto.

    ORÁCULOS

    Otro de los retos de Aave es asegurar que los precios reflejen las condiciones a tiempo real del mercado. Esto conlleva tener en consideración y conocer los precios de las principales plataformas descentralizadas y centralizadas. Estos datos se encuentran principalmente off-chain así que necesita hacer uso de oráculos para llevar los datos dentro de la Blockchain.

    Conectar los datos on-chain no es suficiente, ya que necesitan ser incorporados utilizando un framework que minimice el riesgo y promueva la descentralización. Esta es seguramente la información más crítica del protocolo, así que es necesario que los datos se obtengan de forma segura y descentralizada.

    Con el objetivo de cumplir con estas condiciones Aave ha usado Chainlink para ofrecer estos datos a los smart contracts. Chainlink es una red descentralizada de oráculos que proporciona a los smart contracts acceso seguro y confiable a proveedores de datos, API’s y muchos otros datos externos.

    Seguramente la forma más eficiente es obtener los datos directamente on-chain. La nueva versión de UniSwap, por ejemplo, ofrece la opción de usar el protocolo de swaps para proveer datos de precios a tiempo real y on-chain. A pesar de la clara mejora de este servicio para el ecosistema DeFi en general por el momento el riesgo asumido es demasiado alto, y quizás veamos adoptados los precios de la versión 2 como oráculo on-chain más adelante. Sin ir más lejos, hemos visto protocolos ser atacados y perder millones de dólares por usar Kyber como oráculo de precios. Los atacantes modificaban el precio ofrecido por Kyber añadiendo estrés al pool de liquidez, y justo en ese momento atacaban el protocolo. También es cierto que la nueva versión de UniSwap ofrece mejoras para evitar este tipo de manipulaciones.

    LEND TOKEN

    Uno de los elementos que más me fascinan del protocolo de Aave es sin duda el token nativo LEND. Dispone de unas funcionalidades y unos tokenomics que pueden servir de ejemplo para todo el ecosistema DeFi. Como hemos comentado en varias ocasiones, la gobernanza de un protocolo es la parte más crucial, ya que si un protocolo tiene 1.000 millones bloqueados y el ataque de gobernanza tiene un coste de 500 millones, tenemos un gran problema.

    Es por esto que el token debe tener un modelo de tokenomics que incentive a sus tenedores a holdearlo para así beneficiarse de revalorizaciones futuras. Así evitas que se quieran desprender de él, provocando bajadas continuas de precio. En estos casos vemos que la gobernanza se centraliza y que el coste de ataque va decreciendo, cuando debería crecer paralelamente al crecimiento del protocolo.

    LEND fue lanzado en 2017 a través de un ICO, donde se vendieron aproximadamente el 78% de los tokens disponibles (1 billon de los 1.3 billones disponibles). Con la creación de Aave este token ha adquirido nuevas funcionalidades. En primer lugar, usar el token en la plataforma te otorga ciertos beneficios como reducción de las comisiones, además de poderse usar como garantía y usar las comisiones de la plataforma para quemar tokens LEND.

    Ahora el token LEND se convertirá en el token de gobernanza del protocolo, así que la gestión y las decisiones sobre el protocolo ya no las tomará el equipo sino los token holders de LEND. Como hemos visto, la gobernanza es la pieza clave de los protocolos, y Aave ha sabido dar funcionalidades suficientes al token como para que se convierta en el corazón del sistema y pueda absorber parte del valor de la plataforma.

    El token LEND se podrá depositar en un smart contract y servir como seguridad a los fondos de la plataforma. Funcionará como una segunda capa de defensa en caso que los garantías no sean suficientes para afrontar las deudas generadas dentro el protocolo. A cambio, en caso de generar nuevos tokens como sucedió en Maker, para poder recuperar los fondos perdidos durante el jueves negro, estos los recibirán los depositantes de la garantía como recompensa por proveer seguridad al protocolo y recibirán parte de las comisiones del protocolo, que ya no se destinarán únicamente a la quema de tokens. Estas comisiones vendrán de todos lo mercados disponibles en Aave, desde el lending al los colaterales con UniSwap, y un futuro mercado de prestamos colateralizados con SetTokens.

    De alguna forma Aave esta creando un capa de seguridad con una funcionalidad muy similar a los protocolos de seguros como NexusMutual. Por aportar seguridad al sistema recibes incentivos, permitiendo una relación win-win para el protocolo.

    La última capa de seguridad será lo denominada “backstop” que permite que los usuarios depositen activos para servir como garantía del protocolo con assets estables o ether, sin necesidad que sea LEND.

    CONCLUSIÓN

    No hace ni 6 meses que se lanzó el protocolo DeFi de Aave y en este poco tiempo se ha convertido en uno de los proyectos líderes, tanto por sus aportaciones innovadoras (ej. flash-loans) como las mejoras continuas y constantes que van añadiendo.

    Uno de los puntos clave es la transparencia que ofrecen sobre los datos y funcionalidades del protocolo. Aunque no serlo sería absurdo ya que todo es público y revisable (la magia de ser open source), trabajan para que esta transparencia sea aún más visible. Aquí por ejemplo, podéis ver todos los datos a tiempo real del protocolo, junto a las estadísticas de cada asset.

    En poco tiempo Aave se ha convertido en el principal amenaza de Compound. Este tweet me sorprendió bastante en su momento:

    En el momento del tweet Aave aún disponía de un token nativo (LEND) con unos tokenomics muy mejorables, además que tampoco había anunciado el nuevo mercado financiero de UniSwap. Incluso en ese momento algunos ya lo tenían claro:

    Sin duda algo a tener en cuenta es la parte de “less captured by VC’s”. Compound se financió principalmente por rondas privadas, lo que hace que el token este mucho menos distribuido, todo lo contrario que el token de Aave. En general, los tokens capturados por VC’s suelen tardar en aparecer y revalorizarse debido a su falta de liquidez. LEND representa una gran amenaza en este sentido, su amplia distribución que las interacciones con el token sean mucho mejores.

    Sin duda espero lo mejor para Aave, no solo por el equipo de detrás, siempre atentos y con ganas de mejorar para ofrecer DeFi a un sistema financiero tradicional que lo necesita, sino también por todas las innovaciones que están trayendo al ecosistema.

    Para más información sobre Aave y su funcionamiento, trataremos esto y mucho más en nuestro Máster Blockchain y el Bootcamp DeFi.

    Referencias