Favoritos

No has guardado posts en Favoritos. Para hacerlo, clicka en .

  • Revolución DeFi: Yield Farming y Liquidity Mining (2)

  • En el último post (primera parte) vimos en detalle en qué consistía el yield farming, y cómo esta técnica estaba ofreciendo una alternativa a las carteras de inversión del sistema tradicional. Hicimos también un repaso general de la “locura DeFi” que ha habido durante las últimas semanas, con crecimientos que han superado el 100% y han colocado DeFi en el ecosistema de Ethereum con mayor crecimiento de este último año.

    Aún así no pudimos acabar de dar una explicación clara a este crecimiento, ya que dejamos para este post el análisis de lo que se ha denominado “liquidity mining” o “minería de capital”. Este nuevo modelo de recompensas que toma como ejemplo el incentivo natural de la red de Bitcoin ha demostrado ser de lo más eficiente y relevante, ya que en solo 1 mes dos de los protocolos que han aplicado este método han batido récords de crecimiento.

    DefiPulse stats on Compound
    DefiPulse stats on Balancer

    Qué es el Liquidity Mining

    El concepto de minería es algo bastante familiar en el mundo cripto, y aún más si habéis leído los posts sobre Bitcoin. Repasando, es básicamente el sistema que utiliza Bitcoin para dar seguridad a la red. Los llamados mineros aportan fuerza computacional a la red con la cual luchan por tener el privilegio de anotar el siguiente bloque a la Blockchain o libro contable de la red que comparten todos los nodos. Con esta aportación los mineros hacen que la red sea más segura, y por tanto más confiable como red de transmisión de valor.

    La seguridad es la clave y la característica más valiosa de la red Bitcoin. Es por eso que Bitcoin nació con un sistema de incentivos natural para recompensar aquellos que proveen seguridad a la vez que animar constantemente que este aporte de seguridad continue creciendo. Este sistema ha sido utilizado por la gran mayoría de Blockchains públicas; de hecho, Ethereum sigue utilizando el mismo mecanismo hasta que llegue la actualización a Ethereum 2.0, donde acogerá un sistema con finalidades similares pero con procesos distintos.

    DeFi en cambio es una estructura de protocolos financieros creados sobre la red de Ethereum (principalmente) que aportan servicios como derivados, lending, trading… Como ocurre con la red de Bitcoin, el factor clave para el mercado DeFi es la disponibilidad de capital, es decir, la liquidez. Cuanta más liquidez haya bloqueada en los protocolos, mayor eficiencia y valor para los usuarios tiene. Por este motivo algunos protocolos han empezado a ofrecer sistemas de incentivos a los proveedores de liquidez, ya que de alguna forma esto genera una relación win-win para ambos.

    En definitiva, liquidity mining consiste en ofrecer incentivos a los proveedores de liquidez de protocolos DeFi a través de la emisión de tokens de gobernanza, algo muy similar al equity o las participaciones de una empresa;

    Y este incentivo suele repartirse, en general, de forma proporcional a la liquidez y al valor que genera ese capital dentro del protocolo. La relación win-win viene dada por un círculo virtuosos generado en el protocolo:

    Circulo virtuoso del liquidity mining con token de gobernanza

    Veámoslo con más detalle. La emisión de tokens de gobernanza incentiva la entrada de liquidez en el protocolo. Esta liquidez permite al protocolo ofrecer sus servicios financieros de forma más eficiente. Este aumento de eficiencia atrae a más usuarios ya que el protocolo ahora es más competitivo dentro del mercado. Este aumento de usuarios aumenta los beneficios del protocolo (por comisiones o intereses), lo que comporta un aumento de precio del token de gobernanza que captura el valor generado en el protocolo. Finalmente, los proveedores de liquidez, al haber un aumento en el precio del token que reciben como incentivo, están interesados en aportar aún más liquidez.

    Este modelo win-win no es para nada curioso. De hecho, Bitcoin ha generado también un círculo virtuosos alrededor de su protocolo gracias al sistema de incentivos:

    Círculo virtuoso es los incentivos de Bitcoin

    Como vemos, el incentivo de minar (recibir Bitcoin por cada bloque generado) impulsa a los usuarios a convertirse en mineros, aportar fuerza computacional y por lo tanto hacer la red más segura. Al hacerla más segura la usabilidad de Bitcoin aumenta, y con ello el número de usuarios. Este aumento conlleva una revalorización del precio de Bitcoin, lo que incentiva aún más la aparición de nuevos mineros que hacen todavía más segura la red.

    De nuevo confirmamos cómo un sistema de incentivos bien generado es un elemento crucial para crear ecosistema sanos, descentralizados y con valor a largo plazo. Se trata de un método que aprovecha las características naturales de las blockchains para redistribuir el valor generado dentro de los protocolos por parte de todos sus usuarios, y darle una lógica a esta distribución en forma de incentivos para promover aún más el crecimiento y el futuro a largo plazo de este ecosistema. Sin duda es algo apasionante. Estoy impaciente por ver cómo estos mecanismos de incentivos se van a llevar a plataformas tan conocidas como Youtube, Amazon o Facebook, o de si realmente van a ser estos los que aprovecharán estos mecanismos o se verán superados por otros precisamente gracias a la opción de dar parte del valor generado a sus usuarios. Sin ir más lejos, Balancer ha superado en cuestión de semanas a Uniswap, el exchange descentralizado por referencia de los últimos 2 años. Al final, esto era algo que contemplábamos, ya que Uniswap no tiene un modelo de negocio claro, ni un token que acumule parte del valor generado, lo que se convirtió en una gran debilidad para ellos en caso de que aparecieran protocolos similares, con tokens nativos y modelos de incentivos mucho más claros.

    Gobernanza a través de liquidity mining

    Como hemos visto, los protocolos que usan liquidity mining suelen dar como incentivo al aporte de liquidez el token de gobernanza del protocolo. Estos tokens son de los más interesantes, así que dedicaremos una líneas a comprenderlos mejor analizándolos.

    Seguramente la parte más valiosa de un protocolo son sus tokens de gobernanza, ya que con estos tienes el poder de utilizar fondos bloqueados en el protocolo en tu propio beneficio, de forma que el valor de token puede considerarse proporcional al valor de los recursos que gobierna. Este concepto es muy claro en los casos del equity empresarial; con ellos tienes derecho a una parte de la empresa. En cambio, en los tokens de gobernanza, el precio de este puede ser modificado por el libre mercado, lo que provoca que dichos tokens tengan que diseñarse con mucho cuidado, ya que pueden realmente convertirse en la causa del fracaso de un gran proyecto. Imaginad que un protocolo acumula 100M y que el coste de ataque de gobernanza es de 25M. Claramente el ataque está muy incentivado, por lo que el riesgo es extremo.

    Un “buen diseño” se consigue la combinación de unos buenos tokenomics y un buen modelo de gobernanza. Los tokenomics vendrían a ser las “normas del sistema” y el modelo de gobernanza definiría “quién tiene el poder de cambiar dichas normas y en qué condiciones”. En caso de que estos dos modelos se hayan diseñado correctamente el token puede servir como valor añadido de la plataforma, porque al contrario que el equity, un token de gobernanza representa capital a la vez que actúa como moneda. Es decir, es una fusión entre un “utility token” y un “token de gobernanza”, generando una nueva forma de capital; el network capital.

    Un claro ejemplo del poder de un token de gobernanza es el incremento de valor del token COMP, nativo del protocolo de Compound. Su modelo de gobernanza determina que solo aquellos con un 1%, propio o delegado, de los COMP en circulación, tienen el derecho a hacer propuestas de mejora en el protocolo. Este “poder” sobre el capital bloqueado tiene muchísimo valor, lo que ha provocado una avalancha de compras del token por individuos, grandes carteras o incluso fondos de inversión, para así poder tener una posición privilegiada a la hora de determinar el futuro de Compound.

    Desde el nacimiento de liquidity mining hay dos proyectos que lo han explotado de forma espectacular y que vamos a comentar a continuación: Compound y Balancer.

    Liquidity mining en Compound

    Para poder conocer bien el funcionamiento de Compound tenemos otro post que podéis leer aquí. Básicamente es un protocolo que funciona como un mercado de capital, con servicios de lending y borrowing, a tipos de interés generados por oferta y demanda y a tiempo real (en cada bloque, es decir, cada aprox. 15seg). Así que podemos identificar dos usuarios: los que prestan dinero al protocolo y los que después piden préstamos a partir del capital que han depositado les prestamistas. Compound incorpora el liquidity mining para incentivar a estos dos usuarios de forma igual: el 50% de los token destinados a cada asset irá a los prestamistas y el 50% a los que piden prestado (prestatarios).

    El token de gobernanza, denominado como COMP, te da poder de voto a las propuestas generadas por aquellos que disponen de más de un 1% de los tokens, ya sean propios o delegados. Como hemos comentado, vendría a ser un token que representa el “equity” del protocolo, aunque con algunas diferencias. De hecho, actualmente COMP ofrece dividendos, algo que podría cambiar si los stakeholders aprueban un cambio en el protocolo donde este genera unos ingresos que después reparte en forma de dividendos.

    Este sistema de incentivos, de nuevo crea un círculo virtuoso, tanto para Compound como para los usuarios. El hecho de haber más capital hace que los préstamos sean más baratos, lo que a su vez promueve generar más préstamos, haciendo de nuevo muy atractivo depositar capital; como veis, genera una rueda que no para de retroalimentarse.

    Dentro de Compound existe la opción de comprobar cuáles son los adress con mayor fuerza de voto, y es de lo más interesante, ya que no solo tenemos algunos de los fundadores sino también otros protocolos como Kyber Network, InstaDapp o fondos de inversión muy conocidos en la industria.

    Top 5 COMP adress

    La distribución inicial propuesta por Compound fue la siguiente:

    Propuesta incial de distribución de los COMP Tokens

    Aunque finalmente este modelo ha cambiado un poco. En total se van a emitir 10M de tokens, de los cuales 4M se van a repartir como incentivos a los borrowers y a los lenders durante 4 años; lo que equivale a unos 2880 tokens al día, distribuidos en cada bloque minado en Ethereum. Estos se reparten proporcionalmente a la demanda de préstamos de cada activo, y luego se divide el 50% a los borrowers y 50% a los lenders. Es decir, en función de la demanda de cada asset este recibirá más o menos tokens. Por ejemplo, si el activo más demandado es BAT, este seguramente  recibirá la mayor compensación en tokens COMP, aunque si con e tiempo la demanda de DAI supera a la de BAT, los borrowers y lenders de DAI son los que recibirán los mayores incentivos. Aquí tenemos una imagen actual de la distribución por assets de los COMPS distribuidos:

    Distribución actual en función de la demanda de préstamos

    Los tokens que se van “minando” se acumulan dentro de la plataforma, y pueden retirarse a partir del momento en que hayas acumulado un mínimo de 0.001 COMP.

    Wallet interno de Compound

    Algo muy interesante a nivel de inversión que podemos desarrollar en este protocolo es la opción de utilizar el leverage de la plataforma o el leverage de smart contracts concretos diseñados para aumentar la cantidad de COMP’s que puedes llegar a generar. Lo explico mejor.

    Compound al ser un mercado de dinero te da la opción de pedir un préstamos en función de la cantidad de activos que hayas depositado. Esto significa que si depositas 1000DAI, tomas prestado después 300DAI y los vuelves a depositar en Compound, tendrás una posición apalancada con la que serás capaz de generar más COMP de los que podrías solo con tu propio capital. Esto de hecho explica que el market cap de DAI sea de 157M y en cambio la cantidad de DAI depositada en Compound sea de 500M.

    De hecho, existen también smart contracts que te permiten generar 4 veces más COMP de los que generarías con tus activos en propiedad. Eso sí, recuperamos de nuevo el concepto de riesgo. Cuanto más rentabilidad, más riesgo.

    Estas posiciones de leverage pueden llegar a ser desastrosas en caso de caídas fuertes del mercado, ya que se liquidarían muchas posiciones de golpe poniendo tu capital en un riesgo altísimo. Aunque seguramente el riesgo más alto lo esta tomando Compound, que considero que sería incapaz de aguantar, sin llegar a tener pérdidas como le ocurrió a Maker durante el Jueves Negro, si Ethereum sufre una fuerte caída en poco tiempo.

    Es por estas prácticas que han aparecido críticas a algunos protocolos DeFi, calificándolos como burbujas y que están repitiendo el “hype” de las ICO’s que hubo en 2017, pero esta vez en 2020 y entorno a DeFi.

    Como opinión personal creo que estas prácticas son correctas, simplemente porque son posibles gracias a Blockchain. Quizás la solución esté en trabajar mejor los sistemas de seguridad a través de pools como ha hecho Aave, que además ha conseguido dar más funcionalidad y valor a su token nativo. Por otro lado, también hay que recordar que existen protocolos que nos permiten asegurar nuestro capital, como Nexus Mutual. Así que en caso de que estés manteniendo posiciones de leverage con grande riesgo podrías también generar una garantía de tu capital y así estar cubiertos en caso de situaciones bajistas del mercado.

    Liquidity mining en Balancer

    El segundo protocolo que analizaremos es Balancer, un exchange descentralizado, similar a Uniswap, aunque se diferencian porque en Balancer tienes la opción de participar en diferentes pools con distintas proporciones de tokens. Cada pool puede tener fees diferentes y los usuarios hacen trading contra estos smart contracts (pools) para así hacer swaps entre tokens de forma eficiente y poco costosa.

    No dedicaremos mucho a entender cómo funciona Balancer, esto lo dejaremos para otro post, sino que más bien analizaremos como han aplicado el liquidity mining en su protocolo, ya que gracias a esto ha sido capaz de colocarse como protocolo nº40 por capitalización en DefiPulse, superando a Uniswap, el exchange que había asumido el liderazgo entre los exchange descentralizados durante años.

    Como vamos a ver, aplicar liquidity mining en Balancer tenía todo el sentido del mundo. La competividad y eficiencia de un DEX recae sobretodo en la liquidez de la que disponga. Cuanta más liquidez los usuarios podrán gozar de swaps más económicos y eficientes, lo que aumenta el volumen diario en el protocolo, que a su vez aumenta la rentabilidad generada por el protocolo a través de las fees, que de nuevo incentiva aún más a otros usuarios a añadir más liquidez. Este círculo virtuoso se ha iniciando gracias a otro incentivo que es la emisión de los tokens de gobernanza de BAL, que han sido los que han empujado la rueda para que esta pueda girar sola.

    Teniendo esto en mente, a su vez Balancer busca incentivar con más fuerza aquellos proveedores de liquidez más iniciales, ya que son los que asumen más riesgo, ya sea por posibles fallos en los smart contracts como por costes de oportunidad. Por ello los proveedores van a recibir rendimientos a sus assets a través de las fees generadas en el protocolo, sino también a través de la distribución de tokens BAL, para que así ganen más peso a la hora de definir la evolución futura del protocolo.

    El total de tokens BAL emitidos va ser de 100M, 25M colocados ya desde el inicio entre los fundadores, core developers, advisors e inversores, y los 75M restantes distribuidos en forma de incentivos a los proveedores de liquidez. Un dato interesante es cómo la distribución es más justa en Balancer que en Compound, sobretodo porque este está menos capturado por Venture Capital llegados a través de inversiones privadas en las primeras etapas del proyecto. Actualmente se distribuyen 7,5M de tokens al año o 145K por semana. Lo que significa que habrá una inflación del 30% el primer año respecto los 25M de tokens emitidos inicialmente. En un futuro, la distribución anual puede cambiar, ya que se va a discutir y decidir entre la comunidad de stakeholders de BAL.

    Un objetivo de Balancer es hacer esta distribución de la forma más justa posible, de manera que se distribuyen de forma proporcional a la liquidez aportada por cada adress, teniendo en cuenta también el valor que aporta esa liquidez al protocolo. Por ello hay algunos factores que influyen a la cantidad de token BAL que reciben los proveedores de liquidez.

    Factores que influyen en la distribución:

    Primer tenemos el FeeFactor. Los pools con fees más bajos contribuyen con más fuerza al valor y la usabilidad del protocolo, y por tanto, reciben más compensación.

    FeeFactor fórmula

    Esta fórmula crea un gráfico en forma de curva donde por ejemplo, un pool con un fee de 0,5% tiene un feeFactor de - 0,94 y un pool con un fee del 1% tiene un feeFactor de - 0,78

    Curva FeeFactor

    Otro factor que influye en la distribución es el RatioFactor, que busca dar una retribución más elevada a los pool con proporciones más equilibradas, ya que consiguen dar precios más estables. Por ejemplo, un pool con un 10% de DAI y un 90% ETH, al tener proporciones poco equilibradas, los movimientos del precio de los swaps son muy bruscos, aportando peores precios y por tanto menos valor al protocolo. Por ello, este factor sirve para retribuir más a aquellos pools con balances más equilibrados.

    Por último tenemos el WrappedFactor, que busca dar menos peso a la hora de recibir BAL a aquellos pools de tokens con poco volumen, ya que son más “específicos” o “diferentes”. Estos pares que vienen ahora tienen 10 veces menos peso a la hora de recibir BAL’s:

    Tokens con WrappedFactor aplicado

    Una vez se calcula y actualizada por los factores comentados la liquidez aportada por cada adress en relación a la liquidez total, se distribuyen los tokens. Algo curioso es que estos se reparten en cada snapshot block, es decir, cada 64 bloques, o los que sería lo mismo, los bloques generados durante 15 minutos, donde se reparten 230 BAL (145K tokens por semana / 630 snapshot blocks por semana).

    Tokens distribuidos y con los factores aplicados

    Conclusiones en Liquidity mining

    Ahora hemos visto en qué consiste el liquidity mining, y entendemos que el aumento exponencial de liquidez bloqueada en DeFi ha ocurrido gracias a los incentivos astronómicos que han ofrecido protocolos como Compound o Balancer. Esto además ha sido el golpe para iniciar este circulo virtuoso que esta afectando directamente a estos dos protocolos, que a día de hoy, siguen creciendo.

    Llegamos al final de este trayecto investigando sobre yield farming y liquidity mining; y después de poner mis ideas en orden sobre estos conceptos mi sensación final solo puede ser de asombro y entusiasmo.

    Hace 6 meses empecé a escribir sobre DeFi. En ese momento estaba convencido que Aave iba a superar a Compound como protocolo de mercado de dinero; hoy, debido al liquidity mining de Compound, este se ha convertido en el protocolo DeFi com mayor acumulación de valor. Ver lo rápido que avanza y crece este ecosistema es inspirador. Cada vez veo más cerca la idea de un sistema financiero justo, abierto y sin intermediarios que buscan coger una parte del pastel de cada uno de nosotros.

    Hoy gracias a DeFi cualquier persona del mundo podría llegar a obtener unos rendimientos justos por sus ahorros, además de poder obtener préstamos y participar en estrategias de inversión rentables, incluso sin necesidad de revelar su identidad. De forma automática, una persona nacida en Camerún podría participar en este nuevo sistema financiero, sin pedir permiso a nadie, sin pagar nada a nadie; solo necesita un wallet y un poco de Ethereum.

    Me siento un privilegiado al poder estar viviendo estos momentos en primera persona.

    No tengo duda que en 5 años veremos estos días como el nacimiento de unos modelos financieros que acabaron substituyendo o mejorando la industria más centralizada y poco ética de nuestros días: la banca y los servicios financieros.

    Las oportunidades que están naciendo ahora no tiene precedentes, así que aquí seguiré intentando aportar información sobre DeFi con un poco de opinión personal; y para aquellos que queráis más, llegar en profundidad a cada uno de los protocolos, sin duda tu sitio esta en nuestro Máster Blockchain como en el Bootcamp DeFi.

    ¡Hasta la próxima! :)

    Referencias